Con ayuda de su amigo mató y enterró a su mujer en el Táchira

Fuente: La Nación

A finales del mes de enero en año en curso, un chatarrero ingresó a un basurero improvisado para buscar objetos metálicos y halló el cadáver de una mujer cuando percibió el olor a descomposición y al hurgar en la tierra se encontró con los restos humanos. Se trataba de Yunairi Salas Vivas, de 19 años. 

Relatan medio tachirenses que la escena fue en un basurero de la zona de San Joaquín de Navay, donde abrieron una fosa y la enterraron.

Se reveló que el femicidio fue cometido por la pareja sentimental de Yunairi en complicidad con su mejor amigo.

En el diario La Nación se divulgó que los dos hombre usaron un arma de fuego para segar la vida de la mujer. A Yunairi le dispararon en la cabeza y en la cara, dijeron voceros de la policía científica.

Por no tener documentos, trasladaron el cadáver a la morgue del cementerio municipal de San Cristóbal, como “desconocida”.

Funcionarios de Politáchira llegaron primero y para extraer el cuerpo de la fosa se trasladó una comisión de la División Contra Homicidios del Cicpc Táchira, luego de recibir el aviso de parte de un chatarrero que hurgaba en el lugar en donde encontraron el cuerpo de la joven de 19 años.

Explican que los hombres luego de dejar el cuerpo en el basurero, sepultado en una fosa de un metro de profundidad, intentaron tranquilizar a los familiares de la víctima enviándoles mensajes a su nombre. Les escribían a los parientes de Yunairi que había decidido irse del país y que no la buscaran.

Loading...

Yunairi Salas Vivas vivía en el sector de Santa Marta, municipio Uribante, del Táchira, reseñó el citado medio andino.

El homicidio se perpetró a finales de enero y el cadáver de la joven de 19 años fue encontrado el 31 de ese mes por un chatarrero. Sin embargo familiares lograron reconocerla a finales de la semana pasada y ratificó que durante los días en los que daban por desaparecida a Yunairi recibieron mensajes en los que supuestamente les pedía que no la buscaran porque había salido de Venezuela.

Los presuntos criminales fueron detenidos en Potosí, municipio Uribante del Táchira.

Las identidades no trascendieron a la prensa. Se sabe que son el marido de Yunairí y un amigo de la infancia de este. Tienen en edades comprendidas entre los 18 y 20 años. Permanecen en las celdas del Cicpc, ubicadas en la avenida Marginal del Torbes, a las órdenes del Ministerio Público, dijo La Nación.

Suscribir vía Telegram

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas