Cuida de tu belleza, pero sin enloquecer

Los cosméticos son de gran ayuda en el empeño de cuidar nuestra imagen personal, siempre y cuando no nos volvamos adictos a ellos...

Cultivar la belleza es una conducta realmente elevada, siempre y cuando se haga de manera equilibrada, lúcida, ordenada y, sobre todo, con plena libertad. Quiere decir que tomemos decisiones lógicas y conscientes en vez de dejarnos arrastrar desenfrenadamente por el deseo de lucir mejor.

La adicción desmedida a los productos cosméticos deviene en una patología como sucede con todas las adicciones. Claro que es normal y necesario preocuparnos por el cuidado personal, siempre y cuando nos mantengamos vigilantes con respecto a nuestra conducta.

Si nos descubrimos comprando una cantidad exagerada de productos cosméticos que vamos acumulando en cuartos y baños como si fuera una perfumería; o en pleno desespero por comprar cada crema nueva que vemos; o descargando de internet aplicaciones y más aplicaciones de belleza y cuidados estéticos; si hacemos uso desmedido de dichos productos, entonces deberíamos entrar en estado de alerta, hacer un stop y revisarnos.

Con frecuencia ese tipo de conducta es el resultado de una situación subjetiva interior muy vinculada, casi siempre, a nuestra autoestima y estado emocional o anímico. Es cierto que estamos constantemente bombardeados por las etiquetas, las promociones y las idílicas promesas del mercado de la cosmética y los servicios de belleza, pero no podemos permitir que esa trampa sutil se adueñe de nuestra vida y esclavice nuestro poder de decisión.

Debemos revisar los ideales de belleza propios o aquellos que cada época o mensaje publicitario nos quiere inducir; analizar la postura que asumimos con respecto a procesos tan naturales como la vejez; considerar lo que pensamos de nosotros mismos cuando nos miramos al espejo y, más importante aún, debemos meditar lo que nos decimos.

Debemos mirar y preguntarnos qué, de lo que tenemos o compramos en materia de cosméticos, es lo que realmente necesitamos. Para eso hay que informarse y buscar asesoría con un profesional de la belleza bien preparado que sea capaz de explicarnos lo que nos resulta útil en verdad; un profesional que nos ayude a descubrir cómo mantener nuestra piel o cabello en buen estado sin necesidad de tantos productos.

Fuente: Cubahora.cu

 

 

Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas