ReporteConfidencial.info - Periodismo Audaz
Premio de Periodismo Digital
Compartir en facebook Siguenos en twitter
CARTA SEMANAL  
Documentos en manos de Reporte Confidencial
Algunos Militares vieron para otro lado en guisos de CADIVI (PARTE 2) >>
21/12/2014. Los uniformados inspeccionaron los registros de numerosas compañías en el despacho encargado de otorgar las divisas. Algunas f...
7 comentarios | 5687 visitas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
NACIONALES   

La GN disparó al ver correr a las niñas

04 de Julio de 2010 | comentarios | 5861 visitas | Ver imagen original | A+ | A -
¡Comparte esta Noticia!
Alquiler Vídeo Beam. Pantalla GIGANTE. Karaoke Profesional Adultos e Infantil. Proyección de Vídeos Musicales en su Fiesta 15 Años, Sonido Profesional, Micrófonos, Ademas Música en Vivo Samba Show, Alquiler Montajes Eventos Reuniones 0412 0963067
Web: Visitar Pagina Web >>
 
La GN disparó al ver correr a las niñas  nueve días de la muerte de Daniela Patricia los efectivos no están detenidos

El pasado domingo la comunidad de La Silsa se reunió para despedir a la chica de 12 años (VENANCIO ALCÁZARES)
Cuando las cinco niñas iniciaron la carrera, las balas de FAL las dejaron atrapadas en el estrecho pasillo rodeado por una baranda. Abajo, uno de los guardias disparaba desde su resguardo detrás de un carro. A siete metros de allí, dos más insistían en los tiros hacia donde las cinco niñas se movían.

"Me dieron", gritó la chica de 12 años, y su hermana de 15 siguió en la huida, mientras, le respondía de pasada que no jugara con eso. En un recodo se dio cuenta de que la menor se había quedado atrás. Al volver sobre sus pasos la vio caída junto a un pequeño matorral. "No me dejes morir", fue lo último que le dijo.

La noche del viernes 25 de junio, el grupo de cinco amigas bajó por el Segundo Plan de La Silsa hasta un sector donde encargaron unos "pepitos". Esa noche pudieron ir porque Yolimar Centeno, la mamá de las hermanas, cada vez que tenía dinero les daba para que fueran a comprar la cena.

Las chicas regresaban a esperar que estuviera listo el encargo. Compraron en la bodega de don Ernesto y, por segunda vez en su vida, se sentaron en el sector La Pantalla.

Las cinco niñas estaban apretujadas en los tres escalones en medio del delgado camino, en lo alto del muro de contención al que llaman La Pantalla.

Abajo, en la calle, los vecinos vieron llegar, desde la parte alta de la Morán, a la comisión de cuatro guardias nacionales.

Arriba, a varios metros de donde estaban las niñas, un grupo de muchachos se reunía en un callejón pero, por lo serpenteante del pasillo, ellas no podían verlos. Cuentan que fueron ellos los que dispararon seis veces contra la comisión.

La hermana de la pequeña fallecida cuenta que ellas comenzaron a correr y los guardias a disparar.

Dos jóvenes ayudaron a mover a la chica cuando fue herida. Abajo, el dueño de la bodega, donde estaba el jefe de la comisión, le dijo al efectivo: "Pero bueno, van a seguir disparando". Alguien en la calle dijo que había una niña herida.

El jefe de los guardias les gritó e hizo señas y ellos comenzaron a caminar para bajar. Pero antes recogieron varias conchas de FAL, prueba de las decenas de veces que dispararon. Luego se marcharon, sin esperar a ver quién era la persona a la que habían herido.

Algunos vecinos cuentan que regresaron a las cuatro de la madrugada a seguir recogiendo sus proyectiles. Otros dicen que fueron una vez más, pero de civil, a tocar a las puertas de las casas del pasillo donde estaban las niñas. Allí, unas pocas marcas en las paredes hablan de los disparos de los que los vecinos ya no se atreven a comentar.

La hermana de la chiquilla recuerda bien a uno de los GN que, según cree, fue el que mató a la chica. "Es un blanquito" dice tímida.

Las niñas han sido valientes, tres veces han ido a declarar a la División contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas para contar lo ocurrido. Aun así, los efectivos fueron llevados a la policía solo para hacerles experticias, también se les hicieron análisis a los FAL. Pero ni las armas ni los guardias quedaron detenidos. Apenas, dicen, los GN están a la orden de su comando, pero en La Silsa nadie lo cree.

Un viaje negado

Aunque la chica tenía apenas 12 años, parecía mayor. Los ojos almendrados, labios gruesos y una estatura que hacía parecer que su hermana mayor era en realidad la que tenía 12 años.

La abuela, Carmen Pino, vivió toda la vida con su hija y sus tres nietas, pero hace tres años se mudó a Barquisimeto y la chica siempre pidió irse a vivir con ella.

En la sala de su casa, Yolimar apenas puede hablar, pero cuando cuenta que ella se quería ir a vivir con la abuela, baja la cara y se queda pensando y comenta por lo bajo: "Se quería ir y yo no la dejé".

De las dos hijas grandes de Yolimar la chica de 12 años era la que mejor iba en el colegio, este año terminaría el quinto grado. Recuerda que llegaba de clases directo a hacer las tareas. Estas vacaciones, como prefería hacer, se iría con su abuela a pasar unos días.

Ya la niña había decidido qué quería estudiar: su futuro estaría ligado a la policía. Dicen que insistía en que quería estudiar Criminalística, proyecto que su primo no pudo llevar a cabo porque lo mataron en julio del año pasado.

José Marín, que tenía 18 años, estaba esperando cumplir los 21, edad mínima para iniciar los estudios en el Instituto Universitario de Policía Científica. Pero fue secuestrado por los miembros de una banda que lo mataron en el bloque 8 de Casalta 3. Desde entonces la niña asumió sus planes.

Dormir sola

Aunque tres años de edad separaban a las hermanas, todo lo demás era estar juntas. Dormían en la misma cama de toda una vida y no había cosa que hicieran separadas.

Ahora, la mayor lleva consigo las fotos de uno de los últimos viajes a la playa. Las hermanas y una amiga posan de perfil, son todo risas.

Cuando le preguntan qué es lo que más va a extrañar de su hermanita mira al suelo, como en busca de una respuesta posible, y responde: "Todo".

En la pequeña casa, en una familia que es casi un matriarcado, las mujeres cuidan del sueño de Yolimar.

Por ella quitaron todas las fotos de la casa donde estaba la pequeña y recogieron su ropa. Simplemente no las puede ver. "Solo quiero olvidar", dice. No lo ha logrado.

Cuando la madrina de la niña cruza la puerta, Yolimar no da para más: Se abraza a la cintura de su comadre y llora: "¡Ay negra... Mi Daniela... Me la quitaron...".
  
Fecha de la Noticia: 04 de Julio de 2010
Hora: 22:49:03
Fuente: EL UNIVERSAL
Publicado Por: JUAN CARLOS LEON
 
¡Comparte esta Noticia!
 
 
DEJAR COMENTARIO
Nombre:
*Requerido
Email:
*RequeridoDebe ser un Email
Comentario:
*Requerido

Debe ser un numeroResultado invalido
Resultado invalido

 
ADVERTENCIA: Reporte Confidencial buscará bloquear de forma permanente todo IP del cual provengan comentarios groseros, vulgares o que su contenido atente contra la moral y las buenas costumbres o aquellos destinados a vilipendiar o insultar a autoridades, instituciones o personas . De igual forma, advierte que bloqueará de forma permanente todo IP cuando de él provengan, mensajes de una misma persona, con distintos datos de forma continua en una misma noticia. De ser requeridos por autoridades, entregaremos los IP que violan las leyes y normas que regulan la actividad comunicacional del internet y la(s) persona(s) responsable(s) podra(n) ser juzgada(s) por quien(es) fuera(n) victima(s) de sus comentario(s) o expresiones Reporte Confidencial no es responsable de los comentarios y opiniones emitidos en esta sección , que son de la exclusiva responsabilidad de quien(es) los emite(n). Reporte Confidencial valora la libertad de expresión, así como el derecho que tenemos todos a que se respete el honor y dignidad de las personas. Invitamos a nuestros foristas a expresar sus ideas de forma libre pero con respeto a nuestros lectores. ¡Abierto el debate inteligente de ideas!
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

www.reporteconfidencial.info
Copyright 2010. Reporteconfidencial. Todos los Derechos Reservados.
Reporte Confidencial no se hace responsable por los comentarios emitidos por terceros en nuestras paginas, quienes ejercen plena libertad de expresion y son los responsables ulteriores de sus comentarios.