Laidy Gómez llama a reabrir la frontera para que entre la ayuda humanitaria

Fuente: Nota de Prensa

La gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, desestimó este martes las acciones de los integrantes del Psuv en la entidad en contra del sector salud, pues el Hospital Central de San Cristóbal reporta una crisis humanitaria.
Gómez, precisó que las seis guías de insumos médicos que han ingresado en lo que va del año al Hospital, no alcanzan para asistir a ocho mil pacientes que ingresan de manera mensual, con lo cual, las acusaciones del protector del Psuv “quedan sin fundamento”.

Dijo que con una campaña mediática han querido ocultar la “metida de pata” del protector del Psuv a quien calificó de falso y mentiroso por sus anuncios. “Señor protector del Psuv aprenda a contar, seis camiones no llenan un container. Aquí están las actas, órdenes y guías de movilización entregadas por el SEFAR que certifican lo que hemos recibido. Usted es un mentiroso, un falso”, dijo.

Para la mandataria del Táchira el sol no se puede tapar con un dedo pues existe una crisis de salud en todo el territorio nacional y la entidad andina no escapa a ella. “La demanda de pacientes del Hospital Central es muy alta y las medicinas que nos llegan por el SEFAR es muy reducida, lo que llega sólo alcanza si acaso para cinco o seis días de asistencia médica”, alegó.

Aclaró que el personal médico del Hospital Central hace lo imposible para salvar la vida de los pacientes con los pocos recursos que llegan, a través de la asignación del presupuesto nacional, por cuanto una vez se acaban los medicamentos, los médicos se ven en la penosa necesidad de solicitárselos a sus familiares como ocurre en todos los hospitales del país.

Señaló que a esto se suma la diáspora de venezolanos de otros estados que se descompensa tras tomar la frontera para huir del país, “atendemos de manera diaria por hospitalización más de doscientos treinta pacientes; por emergencia más de 150 y en los pabellones se realizan 15 cirugías diarias”.

“Por eso hemos hecho el llamado a que se abra la frontera e ingrese la ayuda humanitaria y las medicinas que nos hacen falta en este centro de salud, para no solicitarle a ningún paciente insumos médicos”, dijo.

Añadió que en estos tiempos de crisis, en ningún centro hospitalario privado se cuentan con insumos para atender enfermedades crónicas.

Razón por la cual, Gómez aseguró que las declaraciones ofrecidas por el protector del PSUV son la demostración de que existe la necesidad de abrir la frontera para el ingreso de la ayuda humanitaria, aunque el Gobierno insista en negarla.

Anunció que, según información entregada por integrantes de la tolda roja, se hicieron unas reuniones en el Psuv donde se filtró las pretensiones que se tienen de tomar las instalaciones de entes regionales con el propósito de generar manifestaciones en contra del trabajo que se realiza en Corposalud, Hospital Central y Corpointa; este último sin tener nada que ver con la salud del Táchira.

Adelantándose a posibles retaliaciones políticas recordó que bajo su gestión se ha garantizado el apoyo, en materia de alimentos, a centros de salud que dependen directamente del Ministerio de Salud.

Con actas en mano la gobernadora mostró las pruebas que avalan la donación de alimentos proteicos que requieren los pacientes para su recuperación en el hospital Oncológico, Militar y Seguro Social.

Finalmente indicó que, de ser secuestrado el Hospital Central, los galenos y su administración saldrían a las comunidades para brindar asistencia médica a la población que quedaría indefensa ante una medida arbitraria tomada por razones políticas.

Lista de medicamentos

La mandataria ofreció detalles sobre los medicamentos que ingresaron al Hospital Central la semana pasada, destacando los antibióticos y anestésicos que son prioridad para la atención de los pacientes.

Anestésicos:

Sevorane: Se recibieron diez frascos que alcanzan para cincuenta pacientes y el HCSC requiere cuatrocientos al mes.

Isuflorano: Ingresaron diez frascos que solo alcanzan para treinta pacientes y la demanda es de trescientos al mes.

Antibióticos

Metronidazol: Solo llegaron sesenta ampollas. Las cuales son recetadas en tres dosis diarias por siete días, lo que significa que solo alcanza para tres pacientes, y la demanda es de tres mil quinientas dosis al mes.

Vancomicina: Recibieron doscientas ampollas. La cuales son utilizadas por cubrir el tratamiento de cuatro diarias por siete días. Dejando el insumo disponible solo para siete pacientes cuando el requerimiento mensual es de cinco mil ampollas.

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.