Ratas o ratones ? Atrápalos con esta trampa casera !

FUENTE OKYDIARIO No hay nada más molesto o temido que tener un ratón en casa. Puede que te molesten y quieras ahuyentar las palomas de la terraza o los gatos del jardín, pero ahora que llega el buen tiempo y tenemos la casa abierta todo el día, puede que entren bichos, insectos o pequeños animales como es el caso de los ratones. Veamos a continuación, con una serie de sencillos pasos, cómo hacer trampas para ratones.

El peligro de los ratones y de usar veneno contra ellos
Tener un ratón en casa es algo que causa alerta a todos. Pueden parecer debido a su tamaño animales indefensos pero en realidad, tienen su peligro si tenemos en cuenta, que una de las enfermedades que transmiten los ratones y las ratas es la Leptospirosis debido a la contaminación del excremento del ratón y la orina.

A menudo, por temor a las enfermedades de los ratones, lo primero que pensamos es en usar veneno que encontramos en el mercado. Es un instinto totalmente equivocado si la rata o el ratón ya está en casa.

Envenenar a los ratones en nuestro hogar podría tener efectos no deseados. Los ratones pueden morir en lugares que no son visibles y, por lo tanto, emiten un mal olor. El otro aspecto negativo y muy importante es el peligro de la intoxicación de un uso indebido de venenos, especialmente en presencia de niños o mascotas.

La eliminación de ratones en casa con el uso de venenos no es lo mejor para nada, así que es mejor opción considerar el uso de trampas para ratones.

Pasos para hacer una trampa para ratones
Varios son los pasos para poder evitar que los ratones entren en casa. Vamos a ver los mejores pasos para hacer trampas para ratones pero antes es importante que hagáis lo siguiente:

Tapa bien todos los orificos en casa
Los ratones entran a las casas a través de grietas y agujeros en las paredes, pisos y cimientos. Gracias a su forma corporal, los ratones pueden insertarse a través de agujeros muy pequeños.

El ratón también puede entrar en la casa a través de las ventanas o techos, así como a través de las líneas de la red de alcantarillado. Si los tubos de drenaje no están sellados, los ratones entran fácilmente a través del fregadero o la bañera. También se sabe que encuentran su camino hacia el interior a través de los orificios de entrada de las tuberías y las tuberías de gas. Después de que una colonia ingresa a una instalación, encuentra un ambiente seguro y cálido. Raramente se aventuran a salir de nuevo.

Los ratones proliferan rápidamente y las poblaciones pueden superar los 200 especímenes en cuestión de meses. Con el fin de evitar que los ratones entren en la casa, todas las grietas y agujeros deben sellarse con metal u hormigón. Todas las puertas y ventanas deben cerrarse correctamente. Almacena la comida en recipientes de vidrio o metal y asegúrate de no acumular basura en los recipientes.

Veamos ahora un método para hacer trampas para ratones efectivas.

Trampa para ratones con una botella de plástico
La primera trampa para ratones la haremos con una botella de plástico. Una trampa fácil para la que necesitas:

Una botella de plástico (una grande, al menos de litro).
Gomas elásticas (las clásicas ” gomas de pollo” serán perfectas).
Cuerda.
Dos palos de madera (dos palillos chinos serán suficientes).
Cúter.
Clip.
Destornillador.
Coge la botella de plástico y corta la parte de arriba pero sin arrancar del todo, de modo que puedas abrir y cerrar la parte cortada.
Ahora haz dos orificios con la ayuda del destornillador a los lados, en el borde de la parte cortada y pasa uno de los palos de madera.
Coge una de las gomas y la pasas por el palo que has insertado en la botella.
Tensa la goma de forma que veas hasta donde puede llegar completamente estirada.
Llegará más o menos hasta la mitad (un poco más de la botella). Es ahí donde debes hacer de nuevo dos agujeros a cada lado y pasar el otro palo de madera
Corta el sobrante de cada palo de madera si ves que son muy largos.
Ahora haz un corte agujero en la parte de frontal y de abajo.
Coge la cuerda y la pasas bien fuerte por el tapón de la botella. La llevas hasta el corte de abajo que has realizado, y la dejas enganchada a un clip que a su vez, está abierto y colocado en el corte realizado.
Debes colocar además, las gomas, bien tensadas desde el primer palo hasta el segundo. La trampa debe quedar abierta para que entre el ratón.
Para atraparlo vamos a utilizar algo de comida, un trozo de queso o el chocolate (que también les gusta mucho, pero enganchado al clip abierto que sujeta la cuerda y que atraviesa además la botella).
¡Listo! ya tendrás la trampa hecha. La dejas donde hayas visto al ratón y esperas a que éste huela la comida en el interior. Puedes colocar además un trozo suelto a mitad de la botella para que lo coja primero y se confíe.

Cuando coja ese primer trozo saldrá corriendo, pero volverá a por el segundo: el trozo enganchado al clip que al cojerlo, provocará que se suelte la cuerda y que la trampa se cierre, con el ratón dentro.

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.