Sin camas, ni dieta, ni laboratorios: las revelaciones del exdirector del Hospital J. M. de los Ríos

Fuente: caraota Digital

El doctor Huniades Urbina-Medina, exdirector del Hospital de niños J. M. de los Ríos, cuestionó cuántos niños más tienen que morir para que el Ejecutivo tome cartas en el asunto, haciendo referencia a los recientes fallecimientos de niños registrados en los últimos días.

“Se pudo hacer más por los pacientes que fallecieron el los últimos días, pero el Estado no lo permitió”, explicó Urbina-Medina durante una entrevista en el Circuito Éxitos este lunes.

“Nos damos cuenta desde el sector salud que no le duele a nadie sino a nosotros los médicos y a su familia, que tienen años luchando y esperando que el Gobierno Nacional honre una pírrica deuda de nueve millones de euros para reanudar los trasplantes en Italia”, manifestó.

Urbina-Medina explicó que antes los trasplantes de medula ósea en Venezuela se realizaban en Valencia y Caracas, pero desde hace tres años se suspendieron todos los programas debido a la falta de presupuesto e inversión en el sector salud.

“Por esa razón hay que buscar a países como Italia que tiene convenio con Venezuela, donde se pueden hacer trasplantes de personas no compatibles con el receptor de la donación pero eso esta suspendido porque se deben nueve millones de euros”, agregó.

Niños sin derechos 

Detalló que de acuerdo con la Constitución venezolana, los derechos de los niños no son respetados ni mucho menos cumplidos.

“Esta crisis tiene por lo menos 10 años en esta fase tan terrible (…), el problema es que hay una desidia y están muriendo nuestros venezolanos independientemente de su edad en sus casas y en los hospitales”, afirmó.

Explicó que tanto en el Hospital de niños como en otros hospitales los pacientes tienen prohibido hablar con la prensa.

«Los amenazan con sus familiares dentro del hospital si llegan a declarar ante la prensa», dijo.

¿Qué hace el hospital?

El doctor indicó que la actual directora del hospital “tiene días perdida porque estuvo enferma” y además no permite que ingrese la ayuda humanitaria al Hospital J. M. de los Ríos.

“Yo he tenido que entregar fórmulas alimenticias fuera del hospital. Tenemos que trasegar con la gente de Prepara Familia haciendo combitos y las mamás tienen que salir como escondidas como delincuentes”, manifestó Urbina-Medina.

En ese sentido detalló que de 400 camas que tenía el hospital, ahora quedan 90 y de nueve ascensores funcionan solo dos.

“No hay dieta sino comida a veces tubérculos y granos. no funcionan los laboratorios más del 90% de los reactivos no existen», aseveró.

Debido a esto, los familiares tienen que salir a buscar dinero para realizar los exámenes cuando se consiguen descuentos en clínicas privadas.

Reveló que el Hospital de niños J. M. de los Ríos tiene tres años sin rayos X, el tomógrafo no funciona y tampoco los laboratorios para realizar los cultivos y estudios.

Suscribir vía Telegram
Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas