Clínica que ofrece ayuda a Rufo Chacón no prevé devolverle la vista, pero sí ayudarlo con su imagen

Fuente: NTN24

0

El pasado 1 de julio del presente año, Rufo Antonio Chacón de 16 años, fue victima de la brutalidad de funcionarios del régimen de Maduro, quienes le propiciaron disparos de perdigones en el rostro, causándole la perdida de los ojos.

El interés por ayudar en el caso de Chacón no se hizo esperar y la clínica Barraquer de Bogotá, especializados en tratamientos oftalmológicos, ofreció incluir al joven es un programa social llamado “Ojos por Colombia”, asegurando que solo esperaban el parte médico oficial.

La clínica indicó al equipo de NTN24 que, de acuerdo a la información médica oficial, “hasta el momento no es posible devolver la visión a una persona a la cual se le ha practicado una evisceración ocular”, sin embargo, ratificando el compromiso de ayudar en la parte estética.

“Desde nuestra institución se mantiene el deseo de ayuda, estando únicamente al alcance mejorar el tema estético con las prótesis oculares, puesto que la información proporcionada en el parte médico y por los profesionales que le han visto en Venezuela, realizando declaraciones públicas al respecto de su estado de salud visual es correcta” expresaron.

Según el informe clínico la víctima, se habla de una “evisceración de ambos ojos”, lo cual significa la extracción total del globo ocular (iris, córnea y retina) y, por tanto, la ceguera.

“Si más adelante en su recuperación, es posible pensar en prótesis oculares continuaremos prestos y dispuestos a colaborar (…) De momento no deseamos efectuar ninguna declaración formal o adicional a lo ya expresado” agregaron.

Para el momento de la agresión a Chacón, por parte de funcionarios de Politáchira, él se encontraba en compañía de su madre, protestando por la falta de gas domestico en su comunidad.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas