Nueva Esparta: 63 de cada mil adolescente queda embarazada

Fuente: Reporte Confidencial

0

Reporte Confidencial – Carolina Arias | En el Día mundial de la Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescente, las cifras de prevalencia en el estado Nueva Esparta son de considerar, de acuerdo al doctor Germán Rojas Loyola, directivo de la Sociedad de Puericultura y Pediatra en la región.

Afirma que, en la entidad insular, 63 de cada mil adolescentes entre 15 y 19 años quedan embarazadas, y aunque esta tasa es menor que la media nacional, que es de 80 a 100 adolescentes por cada mil, hay municipios que superan la cifra.

Destaca que los municipios con mayor prevalencia de embarazos son Tubores, Península de Macanao, Mariño, Marcano, Díaz y Villalba, en la isla de Coche, donde la tasa está por encima de los 63 embarazos por cada mil., asegurando que es una realidad que debe manejarse como problema de salud pública.

Rojas también detalla que, en total el 13% de los embarazos de Nueva Esparta ocurren en madres adolescentes, y en números absolutos informa que en el año 2018 se registraron mil 548 embarazos, llamando la atención que todos fueron en menores de 19 años, lo que indica que ha aumentado el embarazo en la adolescencia temprana, es decir entre 10 y 14 años.

Precisamente en ese grupo se conocieron el año pasado 38 embarazos.

Frente a esta realidad, el especialista sostiene, “toda esta data nos llama a la reflexión sobre la necesidad de fortalecer los valores de familia, la comunicación entre padres e hijos, pero también la responsabilidad como sociedad a una educación basada en derechos sexuales y reproductivos con políticas públicas que den acceso a la consulta diferenciada a adolescentes que proporcione los métodos necesarios y modernos para garantizar una sexualidad ajustada a sus proyectos de vida”.

Rojas afirma que en el país existen buenas normas de salud y manuales interesantes de programas de salud sexual, pero están abandonados, y solo las iniciativas independientes y de organizaciones no gubernamentales llevan a cabo algunas acciones puntuales pero que al no ser una política sostenible no logra resultados lo suficientemente efectivos como para minimizar el problema.

Por esto, advierte que el caso de niñas embrazadas puede seguir en aumento porque la inversión en salud en el país es apenas del 1,5% del Producto Interno Bruto y el área de salud sexual y reproductiva no ha sido hasta ahora prioridad.

El especialista alerta que las cifras pudieran incluso ser mayores pues allí no se incluye los embarazos que no llegan a término por causas naturales o provocadas, por eso insiste en la urgencia de tomar medidas desde el Estado sin desconocer la corresponsabilidad que existe en la familia y la escuela, apoyada desde la ley de protección del niño, niña y adolescente.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas