Buscan a personaje clave para aclarar homicidio del abogado William Novoa

Fuente: La Nación Web

0

Funcionarios de la División Contra Homicidios del  Cicpc – Táchira están trabajando a tiempo completo el caso y, pese al marcado hermetismo que mantienen, se sabe que están buscando activamente a un amigo de la víctima, que habría urdido el plan para asesinarlo y apoderarse de dinero y objetos de valor, cuya desaparición fue detectada en el bufete ubicado en Barrio Obrero

 

Un personaje, clave para las investigaciones sobre el homicidio del conocido abogado William Novoa Acevedo, es  buscado activamente por funcionarios de la División Contra Homicidios del Cicpc – Táchira, que lo ubican como persona cercana a la víctima, situación que aprovechó para urdir un plan destinado a quitarle la vida y apoderarse de objetos de valor, cuya desaparición fue notada el mismo día que encontraron el cadáver.

El doctor William Novoa Acevedo fue ultimado por una persona a quien conocía, según se desprende de las primeras investigaciones. (Fotos: J. A. Hernández)

En medios policiales se mantiene un marcado hermetismo y los funcionarios no hacen comentarios, para evitar que algún detalle trascienda y pueda dar al traste con el trabajo que desde el pasado 29 de noviembre está desarrollando uno de los más destacados equipos detectivescos, especializado en materia de homicidio.

Se sabe que el doctor Novoa Acevedo fue asesinado durante el fin de semana.

De hecho, sus familiares confirman haber conversado con él, vía telefónica, el  sábado 21, en horas de la mañana. Desde entonces desconocían su paradero y se enteraron de su fallecimiento cuando las autoridades se encontraban en el sitio, practicando el levantamiento del cadáver.

Los mismos vecinos estaban extrañados por la ausencia del jurista, a quien vieron por última vez la mañana del mismo sábado, en el  Centro de  Asesoramiento y Capacitación Empresarial Novacen, de su propiedad, ubicado en carrera 19 con calles 8 y 9 de Barrio Obrero. Era normal ver entrar y  salir personas, porque allí también tenía su oficina de atención al público y asesoría en materia jurídica.

El lunes 23, la oficina no abrió y el doctor Novoa tampoco apareció por lado alguno. El martes ocurrió igual y esto prendió las alarmas. Un grupo de vecinos se acercó para tratar de mirar por las rendijas y percibió un nauseabundo olor, que les hizo pensar lo peor. Se dirigieron a casa de un comisario del Cicpc que habita en el sector y le solicitaron investigar. Este lo notificó a su oficina y poco después llegaron los detectives contra homicidios, que encontraron el cadáver.

Detectives adscritos al laboratorio de Criminalística y Microanálisis, así como de Experticias Técnicas, recabaron objetos de interés criminalístico, para ser analizados.

El profesional del Derecho, ampliamente conocido por ser moderador del  programa “Análisis Jurídico” que transmite la Televisora Regional del Táchira (TRT) cada semana y con destacada participación en el espacio “Así es la mañana”, fue encontrado sin signos vitales, atado, amordazado y con evidentes señales de estrangulamiento.

Rápidamente la noticia corrió por la barriada y además se comentó sobre el robo, como móvil, puesto que en el interior del centro de asesoramiento el desorden era evidente y se notaba, por los espacios vacíos, la desaparición de algunos objetos. Se especula sobre la desaparición de dinero en efectivo, incluso divisas, ya que en su condición de abogado estaba asesorando a varios clientes en operaciones de compraventa.

Los  detectives tomaron el lugar y por espacio de varias horas permanecieron en el interior desarrollando labores relacionadas con el inicio de investigaciones. Nadie más tuvo acceso al “escenario del crimen”, para evitar alteración o al menos contaminación del mismo. Se observó al personal de Experticias Técnicas y Laboratorio de Criminalística salir con paquetes, donde transportaba objetos relacionados con el caso. Uno de los funcionarios llevó lo que parecían ser vasos y una botella. Es una evidencia que víctima y victimario compartieron y eran conocidos. Estos objetos fueron entregados a los expertos, para su análisis y, sobre todo, obtener impresiones de rastros dactilares. El cadáver, por su estado de descomposición, fue trasladado a la morgue del Cementerio Municipal de San Cristóbal y entregado a un equipo de forenses para la práctica de la respectiva autopsia y análisis específicos, incluyendo contenido gástrico.

En resumen, no  hay información oficial sobre los avances de la investigación policial, pero se sabe que está bien encaminada y se busca a una persona, que pudiera resultar clave para el esclarecimiento del crimen, que tuvo como móvil el robo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas