Cura investigado por abusar de monaguillo en Cúcuta quedó en libertad condicional

Fuente: Agencias

Los buscaron más de dos meses, tras conocerse una denuncia por abuso sexual contra un monaguillo. El caso que impactó en Colombia desde julio pasado escaló en polémica por ser sacerdote el acusado.

El padre José Alejo Gélvez se entregó a las autoridades el 10 de octubre y este miércoles 16 quedó en libertad, hecho que elevó la indignación en la familia del jovencito presuntamente abusado.

La mañana de este 17 de octubre los medios del vecino país señalaron que   el Juzgado Tercero Municipal de Cúcuta le dictó medida de aseguramiento no privativa de la libertad.
La decisión se determinó al finalizar la audiencia reservada, de la Fiscalía adscrita al centro de atención integral de víctimas de abuso sexual, quienes le imputan cargos por acceso carnal violento agravado.

Pese a esto, el sacerdote no aceptó la acusación y ahora deberá presentarse a las diferentes diligencias que sean programadas por el órgano judicial y en las que deberá estar acompañado de su abogado.

Gélvez, quien durante el momento del incidente cumplía el papel de rector del colegio Marco Fidel Suarez, había estado desaparecido del rastro de las autoridades durante dos meses, sin embargo se entregó a la Fiscalía el pasado 10 de octubre.

Sin embargo no podrá saldrá del país y continuará vinculado al proceso, mientras se toma una determinación por parte de un juez, reseñó Caracol Cúcuta.

Al diario La Opinión de Cúcuta, la madre del monaguillo dijo, al conocer la decisión judicial: “Tengo tanto dolor y rabia. Me siento impotente. Me decían que callara que todo se iba a solucionar y mire, ese hombre está libre”.

La madre del menor, quien antes evadía cualquier comentario sobre este hecho, ahora  no disimula su descontento.
“A mi hijo le han hecho mucho bullying (acoso escolar). Hoy (miércoles) a mediodía llegó con un dolor y un resentimiento. Se le burlaron en el colegio y yo no puedo permitir que eso siga pasando”, dijo la mamá.
Y añadió: “Él me contó que vio cómo los profesores se comentaban unos con otros y decían que ‘hubo justicia’. Mi otra hija, que también estudia allá, escuchó que los docentes hablaban mal de su hermano. No puedo tolerar que se metan con ellos. Yo también tengo derecho a exigir respeto”.

La mamá, quien asegura es el único apoyo para sus hijos, se resigna a creer que la justicia no ampare a su hijo.

“No es justo que obraran en favor de ese señor y no de un menor. Mi hijo es otro, ha cambiado mucho, tiene mucha rabia y resentimiento. Ese señor nos ha hecho un daño irreparable. Se nos llevó la tranquilidad”, agregó la mamá.

La Opinión informó que conoció que la medida fue apelada por el ente investigador. El juicio hasta ahora comienza.

Juan Prada, abogado de la familia, manifestó a ese medio que “la solicitud de la medida de aseguramiento no fue aceptada por el juez, pero eso no quiere decir que el padre esté exonerado, como lo dicen la secretaria del colegio y algunos profesores”, dijo.
Al mismo tiempo, el representante informó que la familia decidió no enviar más al menor ni a su hermana al colegio, lo que agravaba aún más la situación.
“Mañana (viernes) presentaremos la correspondiente denuncia penal por parte de la señora madre en contra de esas personas que vienen haciendo comentarios inapropiados”, dijo.

Suscribir vía Telegram
Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas