Zidane blinda a Rodrygo y protege a Vinicius de las críticas

Fuente: ABC España

Profesionales del Real Madrid que han vivido las celebraciones de tantos títulos de Champions, de Mundiales de Clubes y de Supercopas de Europa se emocionaron en el vestuario del Bernabéu. Algunos bromearon y les llamaron «flojos», pero sintieron lo mismo y se hacían los fuertes. Lo más grande de la goleada al Galatasaray no fueron los tres goles de Rodrygo. Lo que caló hondo en la cocina blanca, donde se lavan los trapos sucios para ponerse la ropa limpia, fue el efusivo abrazo de Vinicius a su amigo Rodrygo, a su compatriota, a otro chaval imberbe que abandonó Brasil, como él, para triunfar en el club más afamado del mundo, donde calaron hondo Ronaldo Nazario y Roberto Carlos. Los veteranos jalearon ese compañerismo que «ya no se vende en este tenderete del fútbol», henchido de dinero, intereses y egoísmos inmediatos. Vinicius felicitó a un rival directo por la titularidad. Eso ya no se ve en este negocio.

El análisis del club a Rodrygo: el cuerpo técnico alaba su madurez y potencia el mensaje de no creerse una estrella y no acomodarse

No tuvieron que decirse casi nada, solo abrazarse y mirarse. «Vinicius le esperaba en el vestuario para darle un abrazo tremendo y felicitarle de manera increíble, era como si fuera su hermano», señala uno de los hombres de la casa que lo presenció. Ambos saben lo que buscan en una empresa que dice «since 1902». Vinicius lo vivió la temporada pasada. Rodrygo lo disfruta ahora, con un triplete histórico de goles en la competición que el Real Madrid hizo leyenda, y viceversa. Ahora, la entidad cuida con esmero a los dos. No permitirá que por ensalzar a Rodrygo se hunda a Vinicius. Su política es blindar al halagado para que no se crea los elogios y proteger al «ajusticiado» por unas críticas exageradas para un chico de 19 años.

Veteranos y jóvenes

La entidad observa cómo su planificación comienza a tener un camino tras un año de transición. Valverde se ha curtido durante años en España. Vinicius llegó hace diecisiete meses. Rodrygo lleva cinco. Se ha fichado a Jovic, Militao y Mendy. Empieza a pergeñarse el cambio «con la entrada de los jóvenes».

El análisis a Vinicius: el club le aconsejan que tenga fe en su clase y que no caiga en la trampa mediática de enfrentarle con Rodrygo

La casa blanca aplica desde hace una década esta política de conseguir un conjunto mezclado de veteranos y noveles para que «jugadores como Valverde, Rodrygo y Vinicius», compensen con su energía el desgaste de los treintañeros de calidad. El antiguo lema de «Zidanes y Pavones» del estreno de siglo se moderniza sin tantas estrellas pero con mucha juventud con talento de fútbol. Muchachos que son fichados nada más explotar para no pagar después millonadas que nadie vale. Rodrygo y Vinicius costaron 45 millones cada uno. Mendy, 48. Militao, 50. Jovic, 60. Brahim, 22. Mariano, 28 millones, ya había estado en el equipo. No todos tiene sitio en un once tan codiciado como el madridista. Algunos deberán esperar y ganarse las oportuniades. Otros tendrán que pensar en una cesión. Pero ya germinan los mejores tallos de esa plantación.

Ramos, Marcelo, Benzema, Varane, los capitanes intrépidos, tienen la misión de mimar a Rodrygo y Vinicius para que no pierdan el norte ante dos situaciones tan adversas, tan radicalmente opuestas. La distancia no es tanta y los polos, ya se sabe, se tocan. Destacan de Rodrygo su madurez con 18 años. «Es un chico que no se inmuta», señala un profesional de la entidad que trabaja a su lado cada día. «Tiene la misma cara cuando marca un gol en el Bernabéu que cuando le dijeron que tenía que bajar a jugar con el Castilla. En su cabeza está su futuro».

El halago debilita

El club, el cuerpo técnico y la dirección deportiva, han decidido proteger a Rodrygo y alejarle de la alta exposición. «Es un plan para evitar que el ruido exterior le aleje de su zona de crecimiento». Nada de apariciones constantes ante los medios en las zonas mixtas. Tras anotar tres goles en Champions no salió a la palestra. Hay que hacerle sentir que es un chico normal. No es una estrella. El halago debilita. Y aburguesa.

El Real Madrid resalta que el hecho de vivir con sus padres y sus hermanos en la misma casa es también clave. Solo siente la extrañeza de no estar en Brasil, pero su ambiente de casa es el mismo. No añora, no ehca de menos. «En cualquieer caso, es sembrar en tierra bien arada, porque Rodrygo posee unas condiciones mentales muy buenas». Tiene los pies en la tierra. Es reflexivo, no es egoísta. Comprende, admite realidades. Fue el primero que dijo cuando llegó que si debía jugar en el Castilla lo haría sin problema. Pocos lo aceptarían, presionados por sus marcas comercialesque les patrocinan. Es inteligente, analítico a su edad. Sabe el poder que posee. Siente un don, una calidad innata. Irradia seguridad en sí mismo, porque en su interior brota una clase que le hace ser superior. Para él, la pelota es como su pie. No siente nervios en el césped, está en su sitio preferido, donde puede estallar todo ese talento. Tiene estrella.

Es inevitable la comparación entre los dos compatriotas. Es fácil pensar que Vinicius podría sentirse herido en su corazón ante el éxito de su paisano, pues los dos compiten por un puesto en el Real Madrid y en Brasil.

Consejos de los veteranos

Lo que ha hecho el club español es hablar claro con ellos y advertirles para que no caigan en la trampa de un enfrentamiento entre compatriotas que podría explotarse aquí y en la prensa brasileña.

La casa blanca cuida a Vinicius en estos momentos duros. Los veteranos tienen la labor de dar consejos a los jóvenes y ahora Vinicius es misión prioritaria. Tocó el cielo ocho meses atrás y hoy sufre el lado oscuro del fútbol en el equipo más mediático del planeta, donde se pasa del todo a la nada en dos partidos.

Marcelo y Casemiro se encargan especialmente del chaval. Le apoyan y le dicen que tenga confianza en sus cualidades. Que no se hunda ante críticas que solo buscan crear ídolos (Rodrygo) a fuerza de destronar a otros (Vinicius). Que nunca entre al capote. Que juegue con tranquilidad, sin ansiedad, para demostrar lo que vale. El Madrid pone un escudo ante los ataques. Pide objetividad y no posiciones extremas que no son creíbles.

Suscribir vía Telegram
Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas