Plastilina casera

Fuente: Un Cómo

Cómo hacer plastilina sin harina

La primera opción que te daremos será la de crear plastilina casera sin harinas con gluten. Hacer plastilina casera puede ser una oportunidad perfecta para pasar tiempo con tu hijo/a y enseñarle cómo crear algo nuevo. Estos son los ingredientes para hacer plastilina casera sin gluten:

  • 180 g de bicarbonato de sodio
  • 180 ml de agua
  • 65 g de maicena
  • 5 gotas de colorante alimentario (opcional)
  • 3 gotas de aceites esenciales (opcional)

Para hacer la plastilina sin gluten, sigue estos pasos:

  1. En una olla honda, vierte la maicena, el bicarbonato de sodio y el agua. Mezcla muy bien los ingredientes hasta que se integren y el polvo quede completamente disuelto.
  2. Cocina a fuego medio mientras sigues mezclando. Cuando pasen 5 minutos, comenzará a ver la mezcla burbujear y solidificarse hasta formar una pasta.
  3. Retira de la cocina y coloca la mezcla sobre papel para hornear. Déjala enfriar, pero amásala cada cierto tiempo para acelerar el proceso.
  4. Si quieres, puedes añadir colorante para hacer plastilina casera de varios colores o utilizar aceites esenciales como el aceite de coco para darle un agradable aroma.

 

Cómo hacer plastilina con harina

Si no tienes problema con usar harinas, puedes seguir la receta y el método que te enseñamos a continuación. Además de la harina de trigo, puedes usar otras harinas sin gluten como la de arroz o la de maíz. Estos son los ingredientes para hacer plastilina con harina que necesitarás:

  • 1 taza de agua
  • 1 taza de sal
  • 2 ½ tazas de harina
  • Aceite
  • Colorante de alimentos al gusto si lo deseas.

La preparación de este tipo de plastilina es muy sencilla. Sigue con atención estos pasos:

  1. Mezcla a fuego lento los 4 ingredientes.
  2. Cocina la mezcla hasta que se ponga espesa.
  3. Retírala del fuego y déjala reposar; podrás utilizarla cuando esta se enfríe y se vuelva semi dura.

Cómo hacer plastilina con bicarbonato

Si lo deseas, puedes colocarle bicarbonato a la masa de plastilina que vayas a hacer, pues su uso le brinda una muy buena textura. Para ello sigue la siguiente receta al pie de la letra, estos son los ingredientes que debes buscar:

  • 1 ½ taza de harina
  • 1 taza de agua
  • Media cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite
  • 2 cucharadas de bicarbonato
  • Colorante comestible

Para hacer plastilina casera sin bicarbonato, ten en cuenta los pasos a continuación:

  1. Calienta el agua en una olla, allí deberás colocar la sal y el bicarbonato para que se disuelvan.
  2. En un bol mediano, coloca la harina. Añade la sal y el bicarbonato disueltos en agua, además del aceite.
  3. Mezcla todos los ingredientes.
  4. Amasa la mezcla hasta que logres la consistencia firme y elástica de la plastilina.
  5. Colócale el colorante del color que desees.

Para que la plastilina te dure el mayor tiempo posible, asegúrate de guardarla en un envase cerrado en un lugar fresco o en el refrigerador. De esta forma, la plastilina durará semanas o hasta meses.

 

Cómo hacer plastilina con cremor tártaro

El cremor tártaro es un ácido carboxílico subproducto de la elaboración del vino. Ahora bien, ¿es seguro para los niños? Sí. El cremor tártaro es utilizado en la pastelería como agente estabilizador para los merengues y la crema bátida.

Este método para hacer plastilina casera te rendirá bastante y hará que la plastilina dure por bastante tiempo. Para elaborarlo, solo necesitas estos ingredientes:

  • 6 tazas de harina
  • 6 tazas de agua
  • 6 cucharadas de aceite para freír
  • 3 tazas de sal
  • 2 cucharadas de cremor tártaro
  • Colorantes vegetales (opcional)

Estos son los pasos que deberás seguir para hacer la plastilina con cremor tártaro:

  1. Mezcla todos los ingredientes con excepción del colorante, para que luego los cocines a fuego moderado.
  2. Con el tiempo, los ingredientes se irán juntando y verás cómo se evapora el agua.
  3. Cuando toda la masa se haya unido, procede a sacarla de la olla.
  4. Deja reposar la plastilina en otro recipiente.
  5. Una vez que se encuentre a temperatura ambiente, píntala con el colorante de tu preferencia.

A diferencia de las que son vendidas en las tiendas de papelería, con la plastilina casera tendrás la seguridad de que no cuenta con ningún elemento tóxico, ya que cuenta con ingredientes comestibles. Sin embargo, tampoco es recomendable comerla en grandes cantidades. Además, es importante vigilar de cerca a los menores de dos años, a fin de evitar que ingredientes como el colorante puedan causarles algún daño.

Cómo hacer plastilina comestible

Con esta receta, no habrá absolutamente ningún problema si los niños la comen. No obstante, es importante evitar los excesos, pues comer demasiada puede causar dolor estomacal. Estos son los ingredientes que necesitarás para hacer plastilina comestible:

  • 3 cucharadas de maicena
  • 6 malvaviscos
  • 2 cucharaditas de aceite de coco
  • Colorante para alimentos (opcional)

Para preparar la plastilina comestible, sigue estos pasos:

  1. En un bol o tazón, coloca los malvaviscos, la maicena y el aceite de coco.
  2. Introdúcelo en el microondas por aproximadamente 30 segundos.
  3. Retira el bol y revuelve la mezcla de los ingredientes con un cucharón hasta que la masa quede espesa y moldeable. Si quieres, puedes añadir un poco de colorante.
  4. Si queda muy seca, puedes añadir más aceite.
  5. Si queda muy húmeda, añade más maicena.
Cómo hacer plastilina casera - Cómo hacer plastilina comestible

Motricidad fina y otros beneficios de la plastilina en niños

La plastilina brinda varios beneficios a los niños, quienes se divierten plácidamente amasando y realizando infinidad de creaciones. Entre las ventajas que los pequeños pueden obtener, es preciso mencionar:

  • Fomenta la creatividad: Con la plastilina pueden crearse un sinfín de figuras y realizar diversas formas que con el tiempo podrán diferenciar a la perfección.
  • Desarrolla la motricidad: la plastilina es de gran ayuda para el desarrollo de la motricidad fina, la cual se refiere a la coordinación de manos y dedos. Los juegos con plastilina permiten a los niños realizar movimientos finos además de suaves con estas articulaciones.
  • Potencia el desarrollo de la personalidad: de esta manera, los niños podrán expresarse y desarrollar su personalidad, debido a que constantemente seleccionarán los colores, además de figuras que más le gusten.
Suscribir vía Telegram
Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas