Frena el envejecimiento de la piel durante el invierno con estos cuidados básicos

Fuente: Soy Carmín

  • Mantente hidratada, y no solo con agua

Es crucial mantenerse hidratado durante todo el año, pero especialmente durante el invierno, ya que el clima se vuelve más seco y deshidratante. Obviamente, bebe mucha agua. Lo ideal es beber dos vasos grandes de agua con el estómago vacío por la mañana y tomar dos litros durante el resto del día. También puedes beber té de hierbas durante todo el día.

Comer productos naturales como frutas y verduras, que contienen vitaminas, minerales y antioxidantes vitales, asegurará que obtengas los componentes que necesitas para mantener la función celular saludable (como la reparación y el crecimiento celular), y que pueden contribuir a la elasticidad de la piel, coloración y pigmentación.

Todo ayuda a reducir las ojeras, las líneas finas o arrugas y a retener al menos un toque de ese resplandor brillante que obtuvimos durante el verano.

  • Utiliza aceites naturales

No tengas miedo de los aceites en tu rutina de cuidado de la piel. Las personas con piel grasa o mixta a menudo temen que los productos a base de aceite hagan que su piel sea más grasa, pero si usas los tipos correctos de productos y la hora correcta del día, deberían trabajar a tu favor.

Los productos a base de agua no son realmente hidratantes, sino que deshidratan más la piel. Los productos a base de aceite, por otro lado, ayudan a restaurar y fomentar la producción de los aceites naturales de su piel, y son mucho más hidratantes.

Utiliza productos a base de aceite en la cara la noche antes de acostarte y ocasionalmente en la mañana si no vas a usar maquillaje.

  • Cuidado de la piel imprescindible

Durante el invierno, debes usar limpiadores, exfoliantes, máscaras, mezclas de aceites e hidratantes, así como cremas para manos y bálsamos labiales.

  • Masaje facial

Los masajes faciales son excelentes para mantener la piel caliente y mejorar la circulación. Ayudan con el drenaje linfático, así como para reducir la tensión y la inflamación o la hinchazón.

Lo puedes hacer mienras aplicas tu limpiador, humectante o un aceite, lo que ayuda a despertar mi cutis, haciéndolo lucir más vivo, húmedo y brillante, además de que evita la aparición de arrugas.

Para tus manos alrededor de las cejas, las sienes, debajo del área de los ojos, los párpados, los pómulos, la boca y la mandíbula, y algunas veces puedes usar herramientas como un rodillo de jade.

Evita el agua calinete

Suena dificíl porque es invierto pero trata de mantener las temperaturas moderadas y evita tener duchas o baños muy largos, ya que el agua caliente afectará los aceites naturales de la piel y esto provoca irremediablemente la aparición de arrugas.

Ahora sí, ya estás lista para hacerle frente al invierno y ponele freno al envejecimientos con estos trucos básicos que debes implementar en tu rutina diaria de cuidado de la piel.

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.