Diez víctimas de homicidios en el Táchira han levantado las autoridades colombianas

Fuente: La Nación

0

Desde el 19 de octubre, hasta la fecha, diez levantamientos de cadáveres, víctimas de homicidios en territorio tachirense, han efectuado las autoridades colombianas, por razones humanitarias.

Esto se debe a que las autoridades venezolanas no lo han hecho y, pasadas las horas, Colombia procede, mayormente por súplica de los familiares de las víctimas.

Cabe recordar que estos y otros homicidios perpetrados en poco más de un mes, tanto en Ureña como San Antonio, se atribuyen a un grupo de sujetos fuertemente armados, algunas veces además con machetes, vestidos de negro y con brazaletes del ELN, quienes merodean en las trochas y hasta han amedrentado a los pobladores, sobre todo a los de Ureña.

La cifra real de los homicidios no se conoce con certeza, por cuanto se asegura que se han llevado por la fuerza a varias personas y no han aparecido, ni vivas ni muertas.

Se dijo que este es uno de sus modus operandi: plagiar a las víctimas, asesinarlas en territorio tachirense, cargar los cuerpos hasta el vecino país o dejarlas a pocos metros de la línea fronteriza, mientras que a otras simplemente las han interceptado y matado en las trochas. Sobre este hecho ninguna autoridad venezolana se ha pronunciado, pese a que la gran mayoría de víctimas son de este país.

Que se tenga conocimiento, la arremetida sangrienta de este grupo inició el sábado 19 de octubre, cuando pobladores de El Escobal denunciaron la presencia de encapuchados, vestidos de negro, que rondaban las trochas de ese sector fronterizo.

Ese día dos venezolanos, Abraham López, de apenas 15 años, y José Colina, de 36, fueron asesinados debajo del puente Francisco de Paula Santander. Luego, el domingo 20, hallaron el cadáver de Jordin Alexis Riverol Velásquez, de 26 años, en la trocha La Isla del Viejo Escobal; junto a él se habían llevado a un indígena Yukpa, que afortunadamente logró huir, herido.

Otros fueron: Yofer Jesús Carvajal Quintana, a quien el sábado en la noche se llevaron esposado de la discoteca La Oficina, en Ureña, y también lo hallaron asesinado en una trocha; y Juan Carlos Orozco, a quien sacaron de un pool de Ureña y extrañamente, la madrugada del domingo, se notificó que fue abatido por el Ejército venezolano en la trocha La Mona.

Días después hallaron otro cuerpo, sin identificar, en una trocha fronteriza, en territorio venezolano, y el domingo uno más, que las autoridades colombianas inicialmente se negaron a recoger, porque argumentaron que estaba en territorio venezolano; sin embargo, luego lo hicieron.

Posteriormente aparecieron otros dos, sin identificar, en la trocha La Marina, territorio venezolano, que también fueron levantados por Colombia.

Así mismo, en Villa del Rosario, con las dos recientes víctimas, ya suman 11 los homicidios por parte de los encapuchados.

Los persiguieron desde San Antonio

Por otra parte, diario La Opinión informó que el sábado, en la noche, uno de los dos jóvenes que por una trocha huyeron de los encapuchados, desde Venezuela hacia Colombia, fue asesinado por el grupo. El otro resultó herido.

El fallecido no ha sido identificado. Tenía tres tatuajes: uno en la pierna derecha, otro en el antebrazo izquierdo, y el rostro del ‘Grinch’ en el brazo derecho.

Relata que los muchachos emprendieron carrera cuando los encapuchados comenzaron a dispararles y perseguirlos. El joven herido fue abaleado en la espalda, quedó debajo del puente internacional Simón Bolívar, en Villa del Rosario, pero pudo pedir auxilio y la policía colombiana lo asistió, trasladándolo al hospital Jorge Cristo Sahium.

Contó en el camino que se encontraba con otro amigo venezolano, cuando fueron atacados por encapuchados, que sin mediar palabras los balearon y que todo habría ocurrido en territorio venezolano; ambos salieron corriendo por una trocha para ingresar a Colombia, pero su amigo no contó con suerte.

La Opinión conoció que, “aunque la Policía Metropolitana de Cúcuta logró comunicarse con miembros de la Guardia Bolivariana de Venezuela, para comentarles sobre el cuerpo sin vida del otro hombre, de quien se desconoce su identidad y quien había quedado en territorio del vecino país, estos manifestaron no hacerse cargo de la diligencia de levantamiento”.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas