El gobierno interino de Bolivia denunció que solo 205 de 702 supuestos médicos cubanos tenían título

Fuente: Infobae

0

Jeanine Áñez anunció el 15 de noviembre pasado una profunda transformación de las relaciones con los regímenes de Venezuela y Cuba. Como parte de ese giro, comunicó la decisión de expulsar del país a 725 ciudadanos cubanos, la mayoría de los cuales se desempeñaban en áreas relacionadas con la salud, y que habían llegado como parte de las misiones de médicos cubanos promovidas por el gobierno de Evo Morales.

Esta semana, el gobierno interino reveló algunas de las irregularidades que atravesaban a este programa de cooperación entre Cuba y Bolivia. Aníbal Cruz, ministro de Salud, contó que de 702 supuestos médicos cuyos legajos pudieron analizar, solo 205 eran efectivamente médicos con título. El resto no tenía y, según el funcionario, cumplía labores técnicas o trabajaba conduciendo vehículos.

Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia

No obstante, tenían asignado el mismo salario que los médicos, que ascendía a 1.032 dólares. Claro que ese dinero no iba directamente a ellos. El gobierno boliviano le pagaba a dos encargados de la misión, que luego lo repartían a los trabajadores.

“Este año se han utilizado aproximadamente 78.764.889 pesos bolivianos (11.390.426 dólares) y se ha pagado por estos súbditos 53.121.000 pesos bolivianos (7.681.987 dólares)”, denunció Cruz en una entrevista con la red Unitel. “En vez de ayuda económica al país era un daño, pero beneficiaba económicamente a Cuba”.

Un vuelo de Cubana de Aviación partió el 16 de noviembre rumbo a Cuba con 226 médicos cubanos a bordo. El grupo salió hacia su país desde el aeropuerto internacional Viru Viru en la ciudad de Santa Cruz, tras los señalamientos de las autoridades interinas bolivianas contra estos ciudadanos por sus presuntos vínculos con las protestas en Bolivia posteriores a la renuncia de Evo Morales.

“He tenido una larga conversación con el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en términos muy respetuosos, muy amistosos si se quiere, ellos están retirando a 725 ciudadanos cubanos que cumplen funciones de cooperación en diferentes áreas”, había contado un poco antes la canciller Karen Longaric a un programa de la televisión boliviana.

“Ellos saldrán de Bolivia, creo que es oportuna y necesaria esa salida, y creo que esto también va a permitir un trato respetuoso como siempre hubo entre Cuba y Bolivia”, dijo la canciller, que también se refirió entonces a los cambios en la relación con Venezuela. “Vamos a tomar acciones, pero todo se orienta a cesar a los funcionarios que tenemos en Venezuela y reconstituir las relaciones de Bolivia con ese país, pero en un marco de democracia y respeto fundamental a los principios del derecho internacional y fundamentalmente al respeto de los derechos humanos”, agregó.

Cuatro ciudadanos cubanos habían sido arrestados por la policía boliviana esa semana, acusados de organizar y financiar protestas contra el Gobierno interino de la ex senadora Jeanine Áñez y a favor del retorno de Morales.

De acuerdo con los documentos de identidad a los cuales tuvo acceso el sitio cubano CiberCuba, tres de los cuatro detenidos forman parte del personal técnico de la Embajada de Cuba en Bolivia, como integrantes de la Brigada Médica Cubana en ese país.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas