Cómo revivir una planta

Fuente: UnComo

La belleza de ciertas plantas es lo que motiva a las personas para utilizarlas como elementos decorativos tanto en la casa como en el lugar de trabajo, ya que, de esta manera, se le da un toque de vitalidad al espacio en cuestión. Asimismo, los amantes de la naturaleza, pueden tenerlas en su jardín.

Sin embargo, se les debe realizar un sinfín de cuidados para preservar su vida útil, cuidados que van más allá del simple riego diario y del fertilizante. Estas tareas ayudan mucho, pero desafortunadamente, no son suficiente a la hora de revivir plantas que tengan gran parte de las hojas secas o se encuentren infectadas con algún hongo.

Para mayor información, continúa leyendo el siguiente artículo de unCOMO, pues te explicamos cómo revivir una planta.

Cómo recuperar una planta seca paso a paso

Si te preguntas cómo revivir una planta seca, deberás tener en cuenta una serie de consejos y pasos fundamentales. Además de regarla con agua, presta atención a las siguientes instrucciones:

  1. Corta todas las ramas que se encuentren secas en la planta.
  2. Seguidamente, remuévela de la maceta con sumo cuidado. Independientemente de donde se encuentre, ya sea en una maceta o sembrada en el jardín, asegúrate de cuidar siempre de sus raíces durante el traspaso.
  3. Colócala en un recipiente grande que quede cubierto con tierra y agua tibia.
  4. Deja que la mezcla repose durante 10 minutos aproximadamente.
  5. Acomoda la planta en un plato de manera para que acabe de escurrirse.
  6. Finalmente, vuelve a ponerla en la misma maceta o siémbrala en el jardín. Cuando ya se encuentre en su sitio, vuelve a colocarles un poco de agua.

Cómo revivir una planta ahogada – pasos

Una planta ahogada es aquella que se riega excesivamente. En la mayoría de los casos, la solución a este problema tiende a ser difícil, ya que las grandes cantidades de agua pueden terminar matando definitivamente a tu planta; esto se debe a que el exceso de agua evita que se realice el intercambio de gases correctamente, así como la absorción de nutrientes.

No obstante, te ofrecemos un paso a paso para que identifiques el problema rápidamente y puedas solucionarlo. Así cómo puedes revivir una planta ahogada:

  1. Evalúa la frecuencia de riego: notarás que tu planta tiene un exceso de agua porque las plantas inferiores empezarán a volverse amarillas y a caer. Ante esta situación, muchos creen que la solución es poner la planta al sol para que se seque, pero debes saber que esto es un error. Busca lugares más oscuros para que tu planta repose.
  2. Poda las raíces y envuelve la planta: una vez realizado el paso anterior, saca la planta de su maceta con mucho cuidado para no romper las raíces. Aquellas que se encuentren de color marrón deberán ser podadas,a así que deja en la planta solo las de color blanco. Seguidamente tendrás que coger un papel absorbente y enrollarlo a la tierra de la planta durante un día aproximadamente.
  3. Utiliza fungicida: pasado este tiempo, podrás retirar el papel y añadir un poco de fungicida a las raíces que dejaste para evitar el crecimiento de hongos en tu planta.
  4. Vuelve a sembrar tu planta: finalmente, podrás volver a sembrar la planta con tierra completamente seca para retirar el exceso de humedades. Para realizar correctamente este paso, te explicamos Cómo trasplantar una planta

Cómo revivir una planta enferma – remedios

Al igual que los seres humanos, las plantas también pueden enfermarse como consecuencia de encontrarse en contacto con hongos, bacterias y cualquier otro microorganismo. Para prevenirlos, existen varios remedios caseros para revivir las plantas que te pueden ayudar. Algunos de ellos son:

  • Cascaras de plátano: las cáscaras del plátano fungen como una excelente medicina para las plantas con las hojas caídas, ya que cuentan con un alto índice de potasio que favorecerá su recuperación considerablemente. Para ello, deberás colocar la piel del plátano en una olla con agua y dejarla hervir durante un tiempo aproximado de 15 minutos. Cuando este se haya enfriado, procede a colarlo y viértelo sobre la planta para humedecerla (sin encharcar).
  • Residuos del café: Los residuos del café también son un buen remedio para las plantas, puesto que aporta grandes cantidades de nitrógeno a la tierra. Elabora una infusión con los residuos de café e, igual que hemos hecho con las cáscaras de plátano, vierte el agua sobre la planta.
  • Cáscaras de huevo: son un elemento muy utilizado para mejorar la salud de plantaciones de tomates, pimientos, calabacines, etc. Esto se debe a que las cáscaras de huevo cuentan con un gran contenido en calcio, así que tendrás que hacer lo siguiente: lávalas bien y triturarlas hasta que estas se conviertan en polvo. A continuación, vierte el polvo en la planta.
  • Abono casero a base de leche: para prepararlo tendrás que mezclar una parte de leche de vaca y cuatro partes de agua; es preciso mencionar que la leche cuenta con nitrógeno y con calcio, dos nutrientes fundamentales para el buen desarrollo de las plantas, así que estas agradecerán mucho las propiedades de este remedio casero. Verás los resultados al utilizar este fertilizante una vez por semana.

El exceso de riego suele llegar acompañado de la aparición de varios hongos, así que cuando observes que tu planta enferma (las hojas cambian de color, se arrugan, se caen, etc.) empieza a utilizar fungicidas. Desde unCOMO te ayudamos con este artículo sobre Cómo hacer un fungicida casero; rápido, económico y muy fácil.

Es importante proteger las plantas y brindarles los cuidados adecuados diariamente, pues así su tiempo de vida será mayor y podrán seguir aportando vitalidad al entorno que las rodea.

Suscribir vía Telegram
Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas