Con chiripas y patas de cucarachas, así le sirven la comida a presos de la cárcel 26 de Julio en Guárico

Fuente: Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones.

0

Una población de al menos 1.800 presos sobrevive en el Centro Penitenciario 26 de Julio, ubicado en San Juan de los Morros, estado Guárico.

Los privados de libertad de ese centro de reclusión hicieron llegar un video al Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) para denunciar el mal estado de los alimentos que les suministra el Ministerio de Servicios Penitenciarios.

La comida, que es agua mezclada con algún otro producto, es entregada en envases plásticos donde, según los presos denuncian en el video, se pueden apreciar chiripas, patas de cucarachas, entre otros animales y suciedades.

Los presos además aseguran que les cocinan con la misma agua que lavan los platos, por eso tanta insalubridad.

De igual manera, los reclusos del estado Guárico aseguraron que esta semana llegó al penal un camión cargado de alimentos, pero ellos siguen comiendo el “asopado del exterminio”, como le llaman a la comida que se ven obligados a consumir para no morir de hambre.

Los reclusos señalaron a Ramón Perdigón, director del penal, como responsable de que los alimentos no lleguen a manos de cada privado de libertad; y de la misma forma se dirigieron a Iris Valera, titular del Ministerio de Servicio Penitenciario, quien en varias oportunidades ha asegurado que la cárcel 26 de Julio es una de las mejores en el país.

Carolina Girón, directora del OVP, recordó que no es la primera vez que los presos de este centro penitenciario alzan sus voces por falta de alimentos. En ese sentido, advirtió que cada vez que lo hacen han sido castigados, por lo que exige al Ministerio Público y a la Defensoría del Pueblo que investiguen lo denunciado por los internos.

Girón además indicó que los presos de 26 de Julio no reciben una adecuada asistencia médica, por lo que dentro de este penal proliferan las enfermedades respiratorias como la tuberculosis, además de hepatitis, malestares estomacales, entre otras.

“Cada vez son más frecuentes las denuncias que provienen desde las cárceles, en donde los alimentos que llegan a los penales no son suministrados a los presos. OVP ha denunciado en reiteradas ocasiones esta situación y el presunto desvío de los alimentos, pero hasta la fecha no hay respuestas o voluntad por investigar esta situación”, puntualizó la directora del OVP.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas