Cuba dice que no cobró un centavo por sus médicos en Bolivia. Era Venezuela quien los financiaba

Fuente: ENH

0

El gobierno cubano respondió esta semana “categóricamente” a las declaraciones de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, quien reveló que la isla se quedaba con el 80 por ciento de los pagos que el gobierno del expresidente Evo Morales realizaba por el trabajo de los médicos cubanos en su país.

Cuba dijo que no acostumbra a divulgar lo que “cuesta” la cooperación médica “porque pese al bloqueo y las dificultades económicas, [la isla] lo asume con generosidad y altruismo”. Sin embargo, la Cancillería aseguró que entre los años 2006 y 2012, Cuba “asumió todos los gastos de la cooperación con Bolivia por valor de más de doscientos millones de dólares anuales”.

Carlos Sánchez Berzaín, exministro boliviano y director del Interamerican Institute for Democracy en Miami dijo que lo que ocultó la Cancillería cubana “es que detrás de esos gastos se encontraban los enormes subsidios de la Venezuela de Hugo Chávez a la isla, dispuesta a exportar su revolución bolivariana por todo el continente”.

El expresidente venezolano Hugo Chávez financió proyectos como la Operación Milagro, un programa transnacional de cirugías ópticas que era realizado por médicos cubanos en América Latina. Según la declaración de Cancillería cubana, este programa posibilitó que se realizaran 508,403 cirugías oftalmológicas en Bolivia.

Las cifras, sin embargo, se contradicen con otras brindadas por la prensa estatal, que publicó en 2010 que se habían realizado más de 600,000 operaciones de la vista en ese país. La cadena internacional Telesur, propiedad de varios gobiernos de izquierda del continente dijo el año pasado que más de 700,000 bolivianos habían sido operados de la vista por oftalmólogos cubanos.

Médicos cubanos entrevistados por el Nuevo Herald detallaron cómo inventaban los nombres de hasta 30 pacientes al día que nunca habían consultado en pueblos del Amazonas boliviano. También destruían los medicamentos recetados a los supuestos pacientes. Era la orden dada por los altos ejecutivos cubanos, quienes buscaban hacer coincidir el inventario de medicamentos con las estadísticas infladas que reportaban luego.

“Cuba ha sacado muchísimo dinero de cuentas públicas bolivianas y más de cuentas oscuras, maquilladas durante el gobierno de Morales. Estas declaraciones son una más de las acciones criminales de ese sistema de delincuencia transnacional que preside Cuba y donde están también Venezuela y Nicaragua”, agregó Sánchez Berzaín.

Según la presidenta interina de Bolivia, la isla recibió $147 millones como pago por los médicos bajo el mandato de Morales. “Tenían un salario de $1,040, un viático de 68 bolivianos por día ($9.5), y gastos de transporte aéreo pagados por el Estado, haciendo un total de unos 9,000 ($1,302) bolivianos [al mes] por cada uno de ellos”, detalló Áñez, quien recordó que de los más de 700 funcionarios solo un tercio eran médicos.

Los servicios profesionales cubanos en el exterior son la principal fuente de divisas para el gobierno y representaron en la última década un estimado de $11,543 millones anuales, según dijo el exministro de economía de la isla, José Luis Rodríguez.

Cuba habitualmente se queda con cerca del 75 por ciento del salario que pagan los países donde están desplegados sus médicos o las organizaciones internacionales que respaldan estos convenios con países pobres. Los galenos que han escapado de las misiones han denunciado que les retiran el pasaporte, limitan su contacto con la población local y los castigan con ocho años sin poder regresar a visitar a sus familiares en la isla.

Para María Werlau, directora ejecutiva de la organización Archivo Cuba, que documenta la memoria histórica cubana, “los gobiernos de Venezuela y Bolivia han pagado en cientos de millones de dólares por los más de 17,000 profesionales de la salud cubanos que Cuba dice han servido en suelo boliviano”.

“Si hubo alguna donación inicial ha sido una práctica histórica de Cuba abrir nuevos mercados para su lucrativo negocio de la salud, estableciendo una cabeza de playa que casi siempre da lugar a la contratación de sus servicios médicos integrales”, dijo Werlau.

La experta señala que Cuba además de cobrar por los servicios médicos vende, a los países donde sirven sus brigadas, medicamentos y servicios educativos. El expresidente Morales dijo en 2014 que su país pagaría a La Habana por la formación de 5,184 jóvenes bolivianos. Sin embargo en la nota del Minrex se afirma que los gastos de esas carreras fueron costeadas “totalmente a expensas de la parte cubana”.

Cuba impulsó con fuerza la industria farmacéutica después de suscribir convenios de colaboración a inicios de siglo con el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela, convenios que dieron el tiro de gracia a la industria farmacéutica venezolana y abrieron nuevos mercados a los medicamentos genéricos de la isla en América Latina.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas