Fiscalía colombiana desmantela red que falsificaba pasaportes para ir a EE. UU.

Fuente: EFE

La Fiscalía General y Migración Colombia anunció la captura de 14 personas acusadas de tramitar papeles migratorios «mediante engaños», para que ciudadanos de China, Venezuela, Cuba, México y Ecuador recibieran la nacionalidad colombiana u otros documentos obligatorios para poder viajar a Estados Unidos.

La desesperación de quienes migran por las crisis en sus países, es un gran negocio para los llamados «coyotes», grupos criminales que cobran hasta 30 millones de pesos (unos 8.800 dólares) por un pasaporte como los que ofrecía esta banda desmantelada por las autoridades colombianas.

«Los ‘coyotes’ se aprovechan de la necesidad y las ilusiones de las personas que migran para tratarlas como una mercancía», dijo a Efe un portavoz de Migración Colombia.

Corrupción de funcionarios

Según las autoridades, la banda presuntamente falsificó en 17 casos extractos bancarios, declaraciones de renta y otros documentos cooptando a funcionarios de notarías, registradurías y oficinas de Migración Colombia para acreditar ante las autoridades los requisitos necesarios para los papeles.

El supuesto coordinador del grupo es un exfuncionario del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) -antiguo organismo encargado de la inteligencia policial- que organizaba la obtención de la documentación.

También detuvieron a un funcionario de Migración Colombia adscrito a la oficina de Ibagué, capital del departamento de Tolima, en el centro del país, que justamente había renunciado a su cargo en diciembre pasado.

El detenido al parecer usaba su cargo para revisar en los sistemas de información los trámites que necesitaba la red ilegal y avanzaba en los procedimientos administrativos para «legalizar» la situación de los extranjeros y emitir salvoconductos sin el cumplimiento de los requisitos de ley, según detalló Migración Colombia en un comunicado.

Colombia, país de tránsito

Por su ubicación geográfica, en la esquina noroeste de Suramérica, y con costas sobre el Atlántico y el Pacífico, Colombia se convirtió hace ya varios años en una escala obligada para quienes quieren llegar a Estados Unidos sin contar con los documentos necesarios.

Es común que las autoridades detengan o rescaten a ciudadanos asiáticos, principalmente de países como China, Nepal o Bangladesh; africanos del Congo o Camerún, y latinoamericanos, especialmente de Cuba y Haití, que intentan cruzar la difícil frontera con Panamá para seguir viaje por tierra hacia Centroamérica y finalmente a Estados Unidos.

 

Este recorrido incluye el paso del Tapón del Darién, una espesa selva en la frontera de Colombia y Panamá, donde muchos pierden la vida o hay quienes optan por la vía marítima en riesgosos viajes en precarias embarcaciones, generalmente de noche y sin chalecos salvavidas para no ser detectados, que se lanzan al mar Caribe en la región colombiana de Urabá.

Pagar para regularizarse

Según portavoz de Migración Colombia, la «necesidad y la desesperación» mueve a los migrantes a conseguir el dinero para obtener documentos falsos, «pidiendo préstamos a familiares o en otros casos, solo les queda recurrir a otros grupos criminales que les prestan la suma a cambio de favores».

«Hay muchos perfiles de migrantes, personas que no tienen ni un peso. En esos casos los ‘coyotes’ les ofrecen pagarles la documentación a cambio de que pasen por la frontera mercancías ilegales como drogas, o armas, en ese momento el tráfico de migrantes se convierte en trata de personas», concluyó.

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar