Cómo hacer desinfectante casero

Fuente: Un Cómo

0

Desinfectante casero para el coronavirus y otros virus: ¿funciona?

En la actualidad, es fácil encontrarse con sitios web que ofrecen recetas caseras para desinfectar la piel y protegerse del coronavirus (COVID-2019). En unCOMO, queremos aclarar que estos geles caseros no son un remedio infalible para protegerse del virus y queremos resaltar que la mejor forma de prevenirlo es con agua y jabón. Si no puedes lavarte las manos, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos sugiere que se utilicen geles desinfectantes basados en alcohol.

Estos geles pueden encontrarse en farmacias, pero la alta demanda ha menguado su abastecimiento. No te preocupes, con lavarte las manos correctamente y con regularidad será suficiente para prevenir la enfermedad tanto como sea posible. La Organización Mundial de la Salud recomienda lavarse las manos durante aproximadamente 40 o 60 segundos[1], asegurándose de cubrir muy bien los pulgares, así como el dorso y las puntas de los dedos. Para desinfectar las manos más efectivamente, se recomienda destinar 20 segundos más aplicar el gel antibacterial tras el lavado.

¿Existe una receta casera para desinfectante de manos?

La OMS recomienda dos recetas para preparar geles desinfectantes en el caso de haberse agotado la disponibilidad [2]. Estas recetas incluyen el uso de alcohol etílico o isopropílico, glicerina, agua oxigenada y agua destilada.

Puede que suene fácil encontrar los ingredientes y preparar el desinfectante en casa, pero esta receta está pensada para farmaceutas y especialistas de la salud. Lo correcto es preparar la receta en laboratorio y en las condiciones sanitarias necesarias para mantener todos los ingredientes libres de contaminación. No es, por tanto, una receta casera que cualquiera pueda preparar.

Desinfectante casero para la piel

Algunos productos tienen cualidades antisépticas naturales, recomendadas para eliminar los microbios de nuestra piel sin dañarla. Si bien podemos preparar geles sanitizantes con ellos, ten en cuenta que no sirven como sustitutos del agua y del jabón. Lavarse las manos correctamente siempre será la mejor manera de desinfectar la piel sin heridas, deshacerse de los gérmenes y evitar el contagio de enfermedades.

Ingredientes

  • 20 ml de alcohol etílico de 96 grados o 96 %
  • 6 ml de gel de aloe vera
  • 15 gotas de aceite esencial de romero
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda

Preparación

  1. Esteriliza todos los instrumentos que vayas a utilizar: vasos de medición, recipientes, botellitas, etc.
  2. Añade el alcohol, el agua oxigenada y el gel de aloe vera. Agita la mezcla hasta que los ingredientes se integren.
  3. Agrega los aceites esenciales y vuelve a mezclar.
  4. Mete la mezcla en uno o varios recipientes y sella muy bien.
  5. Deja la mezcla en cuarentena por 72 horas para que termine de matar los gérmenes presentes en el recipiente.
Cómo hacer desinfectante casero - Desinfectante casero para la piel

Desinfectante casero para las heridas

Nunca es mala idea tener nuestro botiquín de primeros auxilios bien surtido en casa. No obstante, si llega la ocasión en la que necesitas desinfectar una herida superficial y no cuentas con lo necesario para hacerlo, hay algunos productos naturales que puedes usar como remedios caseros para tratar heridas. Alguno de ellos son:

  • Compresas de ajo: corta un ajo y aplícalo encima de la herida. Mantenlo con un vendaje para que su jugo sea absorbido por la piel.
  • Gel de aloe vera: puedes aplicar gel de aloe vera sobre un trozo de tela y envolver la herida con él. Te recomendamos usar gel comprado, puesto que el aloe vera natural contiene componentes que pueden ser irritantes para la piel. Si solo tienes aloe vera natural, puedes dejar las hojas remojando por 24 horas para deshacerte de los agentes irritantes como la aloína.
  • Cataplasma de lavanda: los cataplasmas son pastas con excelentes propiedades curativas dependiendo del ingrediente con el que se realicen. En el mundo de las hierbas, la lavanda es uno de los antisépticos, astringentes y antibióticos por excelencia. Machaca las hojas de lavanda e introdúcelas en un cazo con agua caliente, hierve hasta que quede una masa espesa y aplícala sobre la herida.

Es importante advertir que los desinfectantes naturales para heridas no son completamente efectivos cuando se trata de heridas profundas o infectadas. Si tienes una herida que no cura, te aconsejamos buscar atención médica inmediata para evitar infecciones graves.

Además, recuerda siempre lavarte muy bien las manos antes de aplicar cualquier remedio casero o manipular una herida, por muy superficial que esta sea.

Desinfectante casero para los pisos

Hay muchos productos naturales que puedes utilizar para desinfectar la casa sin necesidad de acudir a limpiadores o detergentes industriales. Uno de los desinfectantes naturales más utilizados es el vinagre, el cual puedes unir con otros ingredientes como el limón, el romero y el bicarbonato para limpiar con más efectividad. En el caso de los pisos o suelos, puedes seguir esta fórmula para crear un excelente desinfectante casero para el hogar:

  • 100 g o 1/2 taza de bicarbonato de sodio
  • 60 ml de vinagre
  • 5 gotas de aceite esencial de limón
  • Llena el resto de la cubeta de agua

Mezcla todos los ingredientes y utiliza una mopa para pasar la preparación por el suelo. Este desinfectante es especialmente recomendado para suelos de madera, pues no los daña como otros productos más abrasivos.

Desinfectante casero para las verduras

Siempre hemos escuchado que debemos lavar muy bien las verduras y las frutas antes de consumirlas, ¿pero es eso suficiente para eliminar todos los microorganismos que podrían ser perjudiciales para la salud? Hay formas de lavar las verduras de forma eficaz y efectiva a través de métodos caseros y ecológicos. Aquí te contamos cómo hacer desinfectante casero para los alimentos:

  1. Mezcla tres partes de agua por una de vinagre y limón en un recipiente.
  2. Lava previamente los alimentos bajo el grifo por unos 2 minutos. Puedes ayudarte de un cepillo suave para quitar el exceso de polvo o suciedad.
  3. Sumerge los alimentos en el preparado de vinagre y limón y déjalos remojando por 10 minutos.
  4. Enjuaga y sécalos con papel de cocina o un paño limpio.
Cómo hacer desinfectante casero - Desinfectante casero para las verduras

Desinfectante casero para la ropa

La ropa es como una segunda capa de piel. Va con nosotros a todas partes y recoge en el camino todo el polvo, suciedad y gérmenes que nos encontramos. Por lo general, basta con lavar tus prendas para deshacerte de la suciedad, pero hay circunstancias que requieren medidas más extremas para eliminar por completo parásitos, bacterias u otros agentes patógenos que se resistan a morir.

Una de las formas más comunes de desinfectar la ropa es metiéndola en agua hirviendo por unos 30 minutos para, posteriormente, lavarla en un ciclo largo con cloro. Si prefieres usar otros productos naturales, puedes seguir esta receta casera.

Ingredientes

  • Agua
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 1 vaso de jugo de limón
  • 4 cucharadas de bicarbonato
  • 2 cucharadas de vinagre blanco

Cómo usar

  1. Vierte agua en un recipiente lo suficientemente grande para meter la ropa que quieras desinfectar.
  2. Agrega el bicarbonato y mezcla.
  3. Añade ahora el vinagre, el jugo de limón y el aceite esencial. Vuelve a mezclar.
  4. Pon la ropa a remojar en este desinfectante casero y natural
  5. Saca la ropa y enjuágala en un ciclo de lavado con agua fría.

Desinfectante casero para los baños

Llegamos al que quizás es el foco más importante de bacterias y microorganismos en el hogar: el baño. Hay una gran multitud de productos pensados para eliminar las suciedades del baño, pasando por amoniaco, cloro, aguafuerte, entre otros. No obstante, también puedes ayudarte de productos caseros que no tengan un impacto negativo en el medioambiente ni en tu salud, mientras dejan tu baño con un exquisito aroma limpio y natural. Así es como puedes hacer un desinfectante casero y natural para el baño.

Ingredientes

  • 60 ml de agua oxigenada
  • 3 cucharadas de aceite esencial de romero
  • El zumo de 1 limón
  • 60 ml de agua caliente

Cómo usarlo

  1. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente, preferiblemente con atomizador o rociador.
  2. Rocía en las superficies de la ducha, el inodoro, el lavamanos y las baldosas.
  3. Deja actuar durante 5 minutos.
También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas