Paciencia, salvoconducto y placa para obtener combustible en Margarita

Obtener un salvoconducto de la Zona Operativa de Defensa Integral en Los Cocos, acudir a la estación de servicio el día que corresponde según placa del vehículo y hacer la cola; son parte del proceso para adquirir gasolina.

0

Surtir gasolina en Margarita es una hazaña, incluso para las personas que logran obtener el salvoconducto requerido por las autoridades y acuden el día correspondiente a una de las estaciones de servicio habilitadas por área de interés en la región insular.

El padecimiento de la población neoespartana para proporcionar combustible a sus vehículos inició y coincidió con las medidas acordadas por el ejecutivo nacional contrarrestar la pandemia de Covid-19.

Sectores agrícolas, empresariales e industriales del país también han reclamado atención de las autoridades, pidiendo mecanismos efectivos para obtener combustible que garantice la producción y el transporte de alimentos.

Las distancias entre poblaciones en Nueva Esparta son extensas, haciendo el uso del vehículo automotor indispensable para el traslado. Por ello, la población afectada urge se corrijan las medidas.

“Trasladarse hasta Porlamar para solicitar un papel, luego esperar horas en colas para echar gasolina, amerita paciencia, esto inaudito”, comenta Carlos Marcano mientras apunta los requisitos para obtener el salvoconduto en una hoja pegada al muro externo del comando de Los Cocos.

Carta dirigida al Vicealmirante William Bernardo Wessolosky Padilla, copia del RIF del solicitante, copia de cédula del representante de la empresa, carnet de circulación del vehículo son los recaudos para tramitar el salvoconducto.

La entrega del documento tras consignar los recaudos no es inmediata según Wilfredo Rodríguez, socio de una empresa de alimentos, quien explica: “Dos días después de hacer mi solicitud me entregaron el salvoconduto, luego hice cola por al menos hora y media en la estación de servicio”.

La autorización expedida desde la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI), no es el único obstáculo para proveerse del carburante. Dante Rivas, ministro para la Pesca y la Acuicultura, y jefe político del PSUV en Nueva Esparta, informó en su cuenta Twitter: “Cada estación trabajará atendiendo sectores específicos placa y salvoconducto…”

En tuit posterior, Rivas discriminó la distribución de acuerdo al último número de la placa del vehículo: “…lunes (0-9), martes (1-8), miércoles (2-7), jueves (3-6) y viernes (4-5)…”.

Por su parte, el encargado de un comercio en el municipio Mariño de nombre Roberto, obtuvo el salvoconducto pero le fue infructuoso obtener gasolina el día lunes a pesar de llegar temprano. “Me dieron las 3 de la tarde en la cola y dejaron de echar, perdí mi turno y mañana no me pondrán. Ahora como hago el transporte a los empleados”.

Con más suerte corrió Leonel Gómez, residente de Antolín del Campo a quien una amiga le ayudó con el salvoconducto. “Salí de mi casa a las 4:30 de la mañana. Cuando llegué a Los Robles la cola le daba la vuelta a todo el pueblo. La gandola llegó a las 9 y pude abastecerme al medio día”.

Las quejas por las pocas estaciones de servicio funcionando, colas y la negativa de surtir gasolina a médicos y personas que alegan sufrir enfermedades que requieren trasladarse para recibir tratamientos, son algunas otras de las denuncias recurrentes contra el sistema de distribución.

José Zabala, vecino de San Juan Bautista, comentaba la difícil situación de movilizarse desde el municipio Díaz hasta Porlamar para adquirir medicinas para la hipertensión. “Sin acceso a gasolina cerca y la obligatoriedad del permiso estamos condenados con el coronavirus por ahí”.

Según la ZODI, las personas con afectaciones de salud deben también tramitar autorización ante su sede en Porlamar, consignando solicitud motivada más el informe médico y un número de teléfono de contacto.

Estaciones de servicio habilitadas

Los Robles: sector salud, particulares, casos especiales; San Antonio: sector agroalimentario, cisternas; Miranda: funcionarios públicos y todos los organismos de seguridad; La Restinga: transporte público y motos.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas