Migrantes venezolanos vulnerables ante ofertas de trabajo engañosas en la frontera con Colombia

Fuente: Funda Redes

a gran movilización humana que se produce desde Venezuela hacia diversas partes del mundo, en especial a los países de América Latina, se ha incrementado sostenidamente desde el año 2014 a consecuencia de la Emergencia Humanitaria Compleja debido a la agudización de la crisis económica, política y social que afronta el país, y que ha conllevado al mayor éxodo en la historia de la región, con más de 4,7 millones de migrantes.

En noviembre de 2019 el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) calculó que entre 3.000 y 5.000 personas salían cada día de Venezuela y denunció que “cada vez en una situación de mayor vulnerabilidad, con más necesidades de acceso a la salud, a los alimentos y a la educación”. En la página oficial del organismo se refleja que “los acontecimientos políticos de derechos humanos y socioeconómicos que se desarrollan en Venezuela obligan a un número creciente de niños, mujeres y hombres a irse a los países vecinos y más allá”.

Los principales puntos de salida de esta ola migratoria están ubicados en las zonas fronterizas que comunican a Venezuela con Colombia y Brasil, y por mar los que comunican con las islas del Caribe. Todos esos territorios son controlados por grupos armados irregulares dedicados a actividades ilícitas como el contrabando, el narcotráfico, la trata de personas, cultivos para la producción de estupefacientes, sicariatos, secuestros y extorsiones.

La migración masiva es aprovechada por esas organizaciones ilegales que reclutan migrantes con ofertas engañosas para sumarlos a actividades delictivas, en muchos casos en condiciones de explotación, amenazas contra su vida y su integridad física o la de sus familiares.

Cúcuta, ciudad colombiana en frontera con Venezuela, es la principal receptora de migrantes venezolanos. Allí actúa la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), grupos paramilitares integrados por colombianos y venezolanos, y al menos una docena de bandas delincuenciales, lo cual ha triplicado

Lee la nota completa en Funda Redes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.