Para consentirse | Manicure y pedicure en casa

0

Agencias

Lucir las uñas limpias y cuidadas, así como la piel suave y tersa ayuda a mejorar la autoestima y confianza en cada persona. Después de un pedicure y manicure tanto hombres como mujeres se sienten más animados y relajados, porque un pequeño masaje o la acción de cuidado personal despeja la mente. Las expertas en spa opinan que, aunque muchos prefieren acudir a un salón de belleza para recibir estos servicios, en casa también se pueden hacer de forma sencilla.

De acuerdo con la especialista en manicure y pedicure Gabriela Ruiz, cuando se está muy estresado o con ansiedad es importante hacer tiempo para uno mismo y consentirse, sin interrupciones. Una buena opción es el cuidado personal. “Dedicar un par de horas para convertir el baño en un mini spa relaja a cualquiera. Darnos pequeños masajes en manos y pies, así como dejarnos las uñas bonitas y la piel suave nos hará olvidarnos de cualquier problema”, dice.

Uno de los objetivos del manicure es retirar las impurezas y células muertas que se tienen en las manos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Cómo hacer un manicure

El manicure ayuda a mantener las manos limpias, suaves y con las uñas bien cuidadas. Estas son, quizá, las extremidades más trabajadoras del cuerpo, por lo que es importante consentirlas mínimo una vez al mes. Hacer un masaje mejora el flujo sanguíneo y alivia los dolores y molestias. Además, retira las impurezas y células muertas que se tienen en las manos.

Ruiz comparte el procedimiento para hacer manicure en casa:

  1. Retirar esmalte de uñas: con un algodón y acetona retire cualquier rastro de esmalte, hasta dejar limpias las uñas. Al quitarlo evitará que estas se pongan de un color amarillento.
  2. Corte las uñas: empareje el largo de sus uñas y luego deles forma con una lima. Aplique un poco de crema humectante sobre las cutículas para ablandarlas. Ruiz recomienda dar un pequeño masaje circular.
  3. Coloque sus manos en agua tibia: en un recipiente grande, coloque agua tibia y agregue gotas de aceite de almendras. Si no tiene, puede disolver un poco de shampoo (de preferencia para bebé). Introduzca las manos y déjelas allí por 15 minutos.
  4. Tratamiento de cutículas: saque las manos del agua y séquelas. Si no aplicó aceite al agua en el paso anterior, ahora puede aplicarse removedor de cutículas. Si tiene un palito de naranjo o un empujador de cutículas de metal, esterilícelos con alcohol y luego empuje hacia atrás la cutícula.

Pase el instrumento desde el medio de la uña hacia la cutícula, de un lado del blanco de la uña al otro. Hágalo con suavidad para no lastimarse. Este procedimiento puede hacerlo varias veces por cada uña.

Después utilice una pinza para cortar cualquier cutícula que sobresalga de la uña. Solo recorte la parte suelta. Recuerde que no se trata de quitar la cutícula, sino de limpiarlas cortando lo menos posible porque son útiles como protección de gérmenes y bacterias.

  1. Exfolie sus manos: vuelva a meter sus manos al agua y exfólielas con un producto o una receta casera. Cuando las exfolie no olvide dar un masaje, para suavizar más la piel y relajarse.

Recetas para exfoliante de manos

Ingredientes exfoliante 1:

½ taza de azúcar

½ vaso de jugo de limón

Procedimiento: mezcle los ingredientes en un recipiente hasta tener una masa. Masajee sus manos y brazos con el producto, de 5 a 10 minutos y después enjuague con agua tibia. “Este exfoliante casero utilícelo solo en la noche, ya que el limón expuesto al sol puede producir manchas en la piel”, recomienda Ruiz.

Exfoliantes caseros para el cuidado de tus manos. -

Ingredientes exfoliante 2:

½ taza de azúcar

3 cucharadas de agua

3 cucharadas de aceite de oliva

Procedimiento: mezcle los ingredientes en un recipiente hasta tener una pasta. Masajee sus manos durante 10 minutos y después enjuague con agua tibia.

  1. Embellezca sus uñas: si desea, puede colocar un tratamiento fortificador en las uñas para evitar que se quiebren. Luego coloque esmalte y espere a que seque.
  2. Aplique crema humectante: por último, aplique crema humectante en sus manos y brazos, dando un pequeño masaje.

Cómo hacer un pedicure

El pedicure ayuda a mejorar la textura de la piel, disminuye la callosidad y evita las uñas encarnadas, media vez se haga un buen corte. Rosario López, experta en pedicure, comenta que hacerlo una vez al mes se hidrata la piel, se drenan los líquidos retenidos y ayuda a prevenir infecciones u hongos.

La especialista comparte los pasos para hacerlo en casa:

  1. Retira el esmalte: así como en las manos, es importante retirar el esmalte. Si no tiene, puede pasar un algodón con quitaesmalte por si quedaron residuos de la última vez que usó.
  2. Moje sus pies: en un recipiente coloque agua tibia y algún producto especial para pedicure o aceite con esencia. Esto ayudará a suavizar sus pies y así será más fácil eliminar la piel seca y muerta.
  3. Corte las uñas y tratamiento de cutícula: lo recomendable es cortar las uñas rectas y no demasiado cortas, para evitar las uñas encarnadas. Una buena medida es respetar el largo de la yema. Para suavizar las puntas, lime las esquinas y bordes y así dé forma.

Si tiene tendencia a sufrir uñas encarnadas, López aconseja usar el limador y empujador, deslizando el final de la lima para levantar la uña suavemente. Intente levantar la parte encarnada para aliviar la presión y repetir hasta que la uña recupere su forma natural.

  1. Tratamiento de cutículas: aplíquese un removedor de cutículas y déjelo actuar por 3 minutos. Esterilice también sus instrumentos, un palito de naranjo o un empujador de cutículas de metal. Pase el instrumento desde el medio de la uña hacia la cutícula, de un lado del blanco de la uña al otro. Hágalo con suavidad para no lastimarse.
  2. Suavizar la piel: coloque sus pies en agua tibia otra vez, por 10 minutos. Luego, hay que remover la piel callosa, para ayudar a evitar el engrosamiento de algunas zonas de la piel. Utilice una lima de pies, de superficie metálica. Frótela en la parte callosa y seca, especialmente en los talones.
  3. Exfoliar: los pies también deben exfoliarse. Puede ser con un exfoliante comercial o con uno natural. Aplíqueselo y masajee sus pies en forma circular por 10-15 minutos. Luego retírelo con agua tibia.
8 exfoliantes caseros para unos pies suaves (Naturales)

Receta para exfoliante de pies

Ingredientes:

1 taza de azúcar morena

2 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharadas de bicarbonato de sodio

2 cucharadas de miel

Preparación: en un recipiente mezcle el azúcar con el aceite de oliva. Mezcle bien. Luego, agregue el bicarbonato y la miel. Revuelva hasta eliminar los grumos.

  1. Humectación: seque muy bien sus pies y aplique una crema humectante. Espere de 5 a 10 minutos, hasta que la creme se seque. Luego, si desea, aplique esmalte a sus uñas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas