El Día de la Neoespartaneidad por Mario Carruyo Rondón

1

Tengo Razones de sobra para sentirme agraciado y orgulloso de vivir en esta hermosa tierra, creo que en esta imponente Isla se encuentra escondido uno de los principales polos de desarrollo del país como lo es el turismo, lo que me hace sentir la fuerza del optimismo cuando la imaginación y la pasión se convierte en la visualización de una sociedad envuelta en progreso y desarrollo existencial que arropa de bienestar y gloria a sus habitantes, quienes con su actitud y proceder consciente de su papel protagonico al entrelazar su éxito y bienestar personal con el de su Estado y la importancia de su compromiso para lograr con exito la construcción,  el desarrollo y el crecimiento del estado. Hoy por hoy veo con preocupación el sentir neoespartano, al ser inconcebible que nuestra región insular, sobrada en bellezas naturales, con una variopinta paisajista dada su diversidad topografíaca, que va desde sus playas paradisíacas hasta sus cerros coronados de nubes blancas, que asombra al incluir en poco espacio toda la variedad panorámica que podemos encontrar a lo largo y ancho de nuestros trópicos, viendo con tristeza el avance deplorable de la miseria en el que poco a poco se ha venido sumiendo este edén del Caribe.
No sin dejar de mencionar el más valioso de sus erarios, nuestra gente, cuya jovialidad y carisma dejan marcado los corazones de los turistas, ahora nos encomendamos a Dios, a la inmaculada Virgen del Valle y todos nuestros santos patronales, para que vuelvan esos tiempos que enaltecían al Estado Nueva Esparta como el principal baluarte turístico del país y seguir ofreciendo nuestra calurosa hospitalidad, con la frente en alto, al estar conscientes de garantizar la absoluta satisfacción de todo aquel que se unge con el encanto de nuestros tesoros insulares.
Bajo esta problemática se hace de menester importancia lograr en la población una unidad y coherencia de criterios que resalte y despierte en los neoespartanos el sentimiento de pertenencia y orgullo de serlo, estableciendo un día del neoespartano para el neoespartano, para que revivan e impregnen las conciencias y corazones de los que en él habitan hasta renacer el origen y sentimiento de pertenencia por esta hermosa tierra, día que he denominado El Día de la Neoespartaneidad.
Día en el que se celebre la restitución de los valores éticos, morales y religiosos, y sobre todo se premie la dignidad humana, que contribuyan con el ejemplo de vida, a la formación de hombres y mujeres llenos de fe, comprometidos con su trascendencia vital redundante en lo social, económico, cultural y político para la región. Día en que la preponderancia del ser, atenúa los abismos existentes entre los distintos estratos sociales y se propenda la concientización de la necesaria coexistencia para lograr así el éxito de la sociedad.
Día en el que el Gobernador como representante principal, los alcaldes, juntas parroquiales, juntas vecinales, asociaciones de vecinos, deberán jubilosamente promocionar y organizar distintos eventos conmemorativos, como por ejemplo convocar a todos los sectores religiosos a celebrar una misa con sus feligreses en sus distintas iglesias con la representación de los entes gubernamentales de su jurisdicción, la realización de múltiples eventos públicos, actividades culturales, deportivas, con el control organizacional y patrocinio de los entes gubernamentales, empresariales, comerciales y la participación de la sociedad misma. Día en el que se consolida el sistema democrático al retribuir con un reconocimiento público a alguno de los hombres, mujeres, jóvenes y niños por su destacado proceder, quienes convertidos en orgullos regionales inspiren a la sociedad en seguir su huella y ejemplo de vida, propuesta que hago y a la que veo financieramente posible y viable cuando me pregunto, si se puede financiar múltiples campañas políticas, por qué no es posible financiar esta propuesta que redunda especialmente en nuestra sociedad y en nuestro Estado Nueva Esparta?
Con El Día de la Neoespartaneidad se impone un sano y necesario criterio protagónico de la valoración social, que retribuye y resarce a los ciudadanos quienes históricamente han sido valorados en épocas eleccionarias, se contribuye con el relanzamiento cultural, económico, social y político de la sociedad neoespartana, se impone una meritocracia social necesaria, exaltando un patrón trascendental en lo educacional que incide en lo social.
Razones por las que invito a todos los sectores de la sociedad neoespartana a impulsar y relanzar a nuestro Estado Nueva Esparta, con la creación e implantación de «El Día de la Neoespartaneidad».

1 comentario
  1. Merrecito dice

    Ya es hora de que Nueva Esparta conmemore y célebre su cultura y promueva sus riquezas naturales. Felicidades por la iniciativa!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas