Siete consejos para combatir los forúnculos

0

Se conoce como “forúnculos” a los abscesos que se forman en la piel a causa de la infección de un folículo piloso, estructuras de la piel en las que crecen los vellos. La zona afectada se inflama y se forma una bolita dolorosa, que puede llenarse de pus y células muertas, si bien son una molestia en la piel que todos podemos sufrir, también pueden prevenirse.

Los forúnculos son dolorosos, incómodos y peligrosos si no se tratan con cuidado, al ir aumentando la cantidad de pus, el cuerpo buscará la forma de drenarlo, por lo que en cierto momento aparecerá un punto blanco o amarillento en la zona inflamada, similar a los casos de acné.

Estos folículos son propensos a infectarse, especialmente en zonas con mucho vello, húmedas y en las que hay fricción, como las axilas, nalgas, muslos, rostro, cuello e ingle. Otros casos que pueden causar infecciones en la piel son: picaduras de mosquitos, lesiones por fricción –por ropa o piel con piel–, pequeñas cortadas al afeitarnos, escoriaciones y raspaduras.

Todos somos propensos a sufrir lesiones. Este daño a la piel la deja expuesta a bacterias que viven en su superficie, que pueden provocar una infección por pequeñas que sean. Un forúnculo no solo afecta al folículo infectado, también al tejido que se encuentra alrededor.

Es posible eliminar los forúnculos. De acuerdo al portal web Mejor con Salud, Solo debes adoptar algunos buenos hábitos para combatirlos y evitar sufrirlos frecuentemente. 

1. Si presentas un forúnculo, usa al menos tres veces al día compresas de agua tibia, té de manzanilla o de hojas de albahaca para disminuir el dolor y la inflamación. Es importante que la compresa esté limpia y que uses una nueva cada vez.

2. Mientras tengas el forúnculo, báñate diariamente con jabón antiséptico.

3. Los forúnculos suelen “estallar” espontáneamente luego de unos días. Si este es tu caso, limpia la zona con una gasa estéril, agua y jabón neutro, para evitar que el pus que se drenó infecte otras zonas de tu piel.

4. Mantén controladas, limpias y secas las zonas de tu piel que tengan muchos vellos, así evitarás infecciones.

5. Evita utilizar ropa muy ajustada o que genere fricción en zonas delicadas de tu cuerpo, así podrás prevenir lesiones que puedan convertirse en forúnculos.

6. No exprimas el forúnculo con las uñas, de lo contrario empeorarás la infección. Deja que drene solo y, si no lo hace, visita al médico especialista.

7. Si eres muy propenso a desarrollar estas infecciones a pesar de seguir los consejos mencionados, te recomendamos un chequeo general para determinar qué factores están afectando la salud de tu piel.

La higiene y el cuidado de nuestra piel son factores determinantes para combatir los forúnculos y evitar que sigan apareciendo. Si la inflamación no disminuye naturalmente y la infección continúa durante más de 10 días, si presentas varios forúnculos al mismo tiempo o si te da fiebre, acude a un dermatólogo. Él podrá drenarlos e indicarte un tratamiento.

Agencias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas