Renuncia ministro de Trinidad y Tobago, tras escándalo de envío de gasolina a Venezuela

Compartir:

El ministro de Servicios Públicos de Trinidad y Tobago, Robert Le Hunte, renunció a su cargo tras una serie de acusaciones masivas, sobre el presunto envío ilegal de gasolina a Venezuela.

Según información publicada en el diario Caribbean News Global, el ministro Le Hunte se negó a formar parte una trama de corrupción que involucra a José Guillermo Ruperti, hijo del magnate venezolano Wilmer Ruperti, quien es dueño de una empresa petrolera registrada en Suiza, la cual solicitó al gobierno de Trinidad y Tobago la compra de 100 00 barriles de gasolina de 95 octanos y 50 000 de 91 octanos.

Presuntamente esta transacción se comenzó a tramitar luego de una serie de reuniones entre la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, el ahora presidente de Petróleos de Venezuela  Asdrúbal Chávez y otros funcionarios de la administración de Nicolás Maduro con el primer ministro de la isla caribeña, Keith Rowley.

El escándalo surge cuando el 26 de abril, llegó un cargamento de 150 000 barriles de petróleo a la refinería de Amuay, cuyo vendedor es la empresa Maroil Trading, propiedad de Wilmer Ruperti y donde su hijo, José Guillermo, propietario de Euro Shipping, aparece como secretario.

El gobierno de Estados Unidos (EE. UU.) ha advertido a las instituciones extranjeras que enfrentarán sanciones si participan o colaboran en transacciones con el sector petrolero venezolano.

El Cooperante

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar