Cómo combatir el herpes labial con cinco tratamientos naturales

0

El herpes labial es la forma de herpes más común. Se caracteriza por la aparición de pequeñas ampollas en la superficie de los labios, las cuales son altamente contagiosas. La infección se produce por el virus del herpes simple tipo I (VHS-I), uno de los herpesvirus más extendidos en todo el mundo.

El síntoma principal del herpes labial es una lesión o ampolla de color rojizo que, algunas veces, contiene un líquido amarillento y claro. Sin embargo, antes de esta manifestación, el paciente puede experimentar: Sensación de comezón en los labios o en la piel del contorno, ardor en los labios, hormigueo en los labios o sus alrededores, dolor de garganta, fiebre leve o Inflamación de los ganglios linfáticos.

Los síntomas suelen desaparecer en cuestión de días, sin producir complicaciones graves. Sin embargo, las molestias que produce pueden variar en cada persona, en función de su sistema inmunitario. De acuerdo al portal web mejor con salud, estas se pueden controlar con algunos tratamientos de uso tópico que aceleran la curación del tejido afectado.

1. Té negro

Para empezar, los taninos que contiene el té negro son útiles para acelerar la recuperación de la piel los labios en caso de úlceras originadas por el herpes. Así que puedes probar este remedio.

Ingredientes

1 cucharadita de té negro (5 g)

½ taza de agua (125 ml)

Preparación

Agrega el té negro en media taza de agua hirviendo y déjalo reposar.

Modo de aplicación

Para empezar, cuando la bebida esté fría, sumerge un trozo de algodón y empapa la zona afectada.

Después, deja que el líquido actúe 10 minutos y enjuaga.

Repite su uso 2 veces al día.

2. Yogur natural y limón

En segundo lugar, los probióticos que contiene el yogur natural son útiles para la piel labial. Además, estas sustancias potencian las defensas del cuerpo y ayudan a luchar contra el virus que produce esta infección.

Ingredientes

3 cucharadas de yogur natural (60 g)

1 cucharadita de zumo de limón (5 ml)

Preparación

Combina el yogur natural con una cucharadita de zumo de limón y ponlo a enfriar en la nevera.

Modo de aplicación

En primer lugar, cuando esté bien frío, frótalo sobre las zonas afectadas por el herpes.

A continuación, deja que actúe 20 minutos y enjuaga.

Emplea el tratamiento 2 veces a día.

3. Tomate verde y bicarbonato de sodio

La mascarilla de tomate verde con bicarbonato de sodio es muy efectiva. Ayuda a acelerar la recuperación de la piel labial afectada.

Ingredientes

½ tomate verde

1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)

Preparación

Tritura medio tomate verde y mézclalo con el bicarbonato de sodio.

Modo de aplicación

Para empezar, frota el tratamiento sobre los labios y su contorno, y déjalo actuar 20 minutos.

Por último, enjuaga con agua tibia y repite su uso 2 veces al día.

4. Vinagre de manzana y miel de abejas

Los ácidos orgánicos del vinagre de manzana y los compuestos antivirales de la miel actúan en conjunto para mejorar los síntomas que produce el herpes labial. Por tanto, vale la pena probar este remedio.

Ingredientes

1 cucharadita de vinagre de manzana (5 ml)

1 cucharada de miel de abejas (25 g)

Preparación

Mezcla el vinagre de manzana con una cucharada de miel de abejas.

Modo de aplicación

En primer lugar, aplica el remedio sobre la zona afectada y déjalo actuar 20 minutos.

Después, enjuaga y repite su uso 3 veces al día.

5. Sal y aceite de árbol de té

Por último, la sal tiene propiedades antisépticas que ayudan a desinfectar la piel. Además, sus compuestos se unen al poder antimicrobiano y antiviral del aceite de árbol de té para combatir de manera eficaz la infección de herpes en los labios.

Ingredientes

1 cucharadita de sal (5 g)

4 gotas de aceite de árbol de té

Preparación

Mezcla la sal con las gotas de aceite de árbol de té.

Modo de aplicación

En primer lugar, extiende el tratamiento sobre los labios, sin apretar demasiado para no causar agresiones.

Después, deja que actúe 10 minutos y enjuaga.

Úsalo máximo 2 veces al día.

Elige el tratamiento que más te llame la atención y bríndale a tu piel una ayuda extra contra esta infección. No obstante, si no consigues controlarla, accede a un tratamiento antiviral recetado por un médico.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas