TIPS DE BELLEZA QUE UNA CHICA DE 25 AÑOS LE DA A UNA DE 15

0

Durante el paso de los años he ido aprendiendo (a veces a la buena, a veces a la mala) ciertas cosas relacionadas al mundo de la “belleza” que me encantaría compartirte.

Te los doy con mucho cariño pues son muy sinceros, espero te gusten y te ayuden…

El cabello de Rapunzel, no es para todas: Hay cuerpos para cabello largo y cuerpos para cabello corto, al igual que rostros para ello. Es cuestión de tu complexión, altura, blah blah blah, y si no lo vas a tener cuidado, es más estético ir con un estilista que te recomiende el estilo perfecto.

Experimenta diferentes outfits: Sal de la monotonía y ponte a buscar en Pinterest modas que creas van con tu personalidad y con tu estilo. Nunca sabes cuando te puedas encontrar algo con lo que te identifiques al 100.

Más que intentar combinar, intenta que tus accesorios y ropa ¡CONTRASTEN!: Si sólo te enfocas en combinar ropa, todo se volverá muy monótono y aburrido con el paso del tiempo. Pon tus reglas y atrévete a hacer contrastes a la vista que principalmente te gustan a ti.

Cubrir el acné es el peor crimen que puedes cometer contra tu rostro: ¡Es algo totalmente natural! Es estúpido tapar los poros haciendo que se llenen de grasita, químicos y suciedad. Eso, de hecho, va a sacar más espinillas y jamás se va a curar ese problemita. Yo sé que causa inseguridad (porque lo he vivido) pero es mejor ir con un dermatólogo que seguir tapando y agravando cada vez más el problema.

La colorimetría es tu aliada #1: No basta con saber qué está de tendencia, qué marca usar o qué moda está por entrar el próximo verano. También debes tener muy en cuenta tu tono de piel y cabello para saber qué te es más favorable y qué no a la hora de vestir. Eso va a hacer que aciertes la gran mayoría de las veces y no parezcas un disfraz.

labios maqu

Viste conforme a tu edad: No pretendas ser mayor usando prendas que no concuerdan con tu edad, ni quieras parecer más tierna (o algo así) usando ropa de niñita. (No hace falta que muestres mucho para mostrar que “creciste”). Adáptate a tu edad y tu actitud determinará todo lo demás.

No vivas decolorándote el cabello: No está mal pintarlo de vez en cuando, pero es muy fácil obsesionarte y arruinarlo con químicos. Déjalo descansar mínimo un año después de que intentas una moda nueva.

Invierte en estéticas profesionales: El peor error es querer ahorrar dinero cuando quieres hacer un nuevo cambio de look. Tu imagen puede arruinarse y diferir muchísimo de tu expectativa inicial si es que vas con alguien que no tiene una idea de cómo hacer diferentes procedimientos.

Los pupilentes por más caros que sean, siempre se verán falsos. No te avergüences de tus ojos color café, azules o verdes. Son parte de tu identidad como persona y algo natural en ti. Ellos son los que te hacen ver las cosas maravillosas de la vida.

La marca es lo de menos, lo importante es el porte con el que la usas: Así de sencillo, si te sientes segura al usar una prenda, esta lucirá espectacular sin importar que sea de tianguis o de ‘marca’.

25 maquillaje

Usar maquillaje no te va a hacer más bonita: Las horas de dedicación en nuestro rostro quizás hagan que nos veamos más arregladitas, pero no exactamente más bonitas. Eso no es algo que venga de un producto o un tutorial; es un conjunto de detalles y cualidades lo que que conforman la “belleza”. Cuando uses maquillaje recuerda que muchas veces menos es más.

¡Arréglate las cejas!: Estás creciendo y un buen marco a la cara es crucial para estar perfecta. Unas lindas cejas también ayudarán mucho a tu mirada y para cuando te delinees los ojos.(Además la verdad es que mucha gente se fija más en eso que en otros detallitos).

Practica tus gestos frente al espejo: ¡Así es! Si quieres tener más pegue en la escuela, verte más original al hablar y demás cosas, mírate frente al espejo ¡No tiene nada de malo! Muchos oradores lo hacen y modelos, ¿por qué tú no?

No tiene nada de malo usar maquillaje, lo malo es depender de él: Es cierto que mientras más usas maquillaje, más necesidad tienes de salir a la calle con él. Lo que yo te recomiendo es poner en una balanza y saber cuándo debes usarlo más, cuándo poco y cuándo prácticamente nunca. No te gustaría llegar a los 30 y no poderte ver al natural frente al espejo y sentir que “no eres tú” por la costumbre de siempre verte con maquillaje.

No te sobre-esfuerces: Eres como eres y es genial porque así eres tú. Todavía te falta crecer, cambiar, mejorar. Que no te dé rollo si no logras maquillarte como una profesional o no conseguir al 100% los resultados que quieres con el maquillaje.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas