Obispo de Margarita: José Gregorio es un tesoro que merece la pena conocer e imitar

0

El obispo de Margarita Fernando Castro Aguayo se siente lleno de alegría por el anuncio del Vaticano de que el Papa Francisco autorizó los decretos que beatificarán al médico venezolano José Gregorio Hernández. Castro Aguayo fue por cuatro años vicepostulador del Médico de los Pobres ante la santa sede.

Expresó su regocijo al conocer la noticia y aseguró que profundizar en la vida de José Gregorio Hernández ha sido una de las mayores bendiciones que ha tenido en la vida.

“José Gregorio Hernández es un modelo de ciudadano, un hombre íntegro, trabajador y de familia. Fue un cristiano de a pie, como cualquier otro”.

Ante esto el sacerdote aseguró que todas las personas pueden verse reflejadas en el médico de los pobres quien fue un católico ejemplar y que como todo creyente busca la santidad. “Era un hombre exigente en todos los aspectos de su vida, como médico fue excelente introdujo nuevas técnicas al país, trabajo en estudios de tejidos, trajo tecnología, como docente le exigía a sus alumnos. Así también era su fe y sus ganas de ayudar al prójimo”.

Monseñor recordó a Yaxury Solórzano quien viviera un episodio violento en el que resultó herida y logró salvarse gracias a la intercesión de José Gregorio Hernández. Sobre este milagro manifestó que llegó en el momento que tenía que llegar, pues es testigo de miles de milagros que sabe que se dieron, pero para que la comisión en el Vaticano los apruebe es necesario probarlos.

Relató que el caso de Yaxury es extraordinario, porque no hay explicación médica que sustente que ella siga con vida, solo un milagro podría salvarla y su madre es muy devota del médico de los pobres.

PANDEMIA

Fernando Castro Aguayo, obispo de Margarita, mencionó que en un momento tan delicado como esta pandemia por el COVID-19 en el cual la gente debe arroparse en la fe, José Gregorio Hernández tiene un rol fundamental pues con la llegada de la gripe española a Venezuela formó parte de la Junta de Socorro Nacional en 1918, con notables médicos venezolanos como Luis Razetti y Francisco Antonio Rísquez.

El obispo explicó que JGH llegaba de Europa con nuevos conocimientos que fueron claves para tratar a los afectados por el virus, aunque en el momento mucha gente murió por la insalubridad.

“José Gregorio Hernández es un bálsamo y alivio en estos momentos. La dificultad no nos puede doblegar, tenemos que refugiarnos en Dios”.

El Sol de Margarita

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas