Cómo quitar granos internos correctamente

0

Un grano interno es aquel rojizo y abultado sin un punto central blanco. También se conoce con el nombre de grano enquistado o pápula y es una de las principales manifestaciones del acné. Suelen ser inflamaciones dolorosas que, a diferencia de las espinillas, no son accesibles, por lo que cuesta más eliminarlos.

Estas impurezas no son dañinas, pero restan belleza a nuestra piel y lo único que queremos es deshacernos de ellas. Pero es esencial no dejar marcas, por ello te mostramos cómo quitar granos internos . 

Causas de los granos internos

Los granos internos tienen un origen idéntico al resto de granos, es decir, una obstrucción de los poros que genera una producción de sebo excesiva. Como consecuencia, las bacterias se multiplican bajo la dermis, dando lugar a la inflamación que se manifiesta mediante un granito rojo en la zona superficial de la piel. 

Sin embargo, en el caso de un grano enquistado, los poros bloqueados son los que se encuentran en niveles más profundos de la dermis. Por este motivo, el grano no se manifiesta en la superficie, sino que da lugar a una inflamación interna que puede llegar a aparecer en la zona superficial. 

Un grano enquistado es muy molesto y doloroso, y puede ocurrir que al ir a quitarlo no consigamos deshacernos de él, incluso podríamos empeorar la situación. Esto es debido a que cada vez que presionas un grano enquistado, las bacterias se propagan y la inflamación, por lo tanto, empeora. A continuación, te damos algunos  remedios caseros para tratar estos molestos granos.

Remedios caseros para los granos internos

  •  Mascarilla de arcilla verde: mezcla dos cucharadas de arcilla verde con cuatro de agua y remueve. Aplica sobre el rostro y deja actuar durante 20 minutos, retirando cuando la arcilla se haya secado por completo.
  •  Mascarilla de aloe vera: mezcla 100 gramos de pulpa de aloe con una cucharada de yogur natural, aplica sobre la piel y deja actuar 15 minutos.
  •  Mascarilla de fresa: tritura cinco fresas y añade una cucharada de miel. Aplica y deja actuar 15 o 20 minutos.
  •  Infusión de manzanilla: coloca un puñado de flores de manzanilla en 2 litros de agua hirviendo y coloca la cara cuando empiece a generar vapor. Cúbrete con una toalla para que el vaho se concentre en tu rostro, pero sin acercarte demasiado para no quemarte.
  •  Aceite de árbol de té: es uno de los remedios más efectivos contra cualquier grano, incluido un grano enquistado. Tiene propiedades antimicrobianas, reduciendo la proliferación de bacterias. Pon dos gotas en un algodón y aplícalo sobre la zona afectada dos veces al día con la cara bien lavada. Asegúrate antes de usarlo de que no provoca irritaciones en tu piel.

Trucos y consejos para los granos internos

El primer consejo que te ofrecemos para quitar los granos internos es que evites presionarlos y tocarlos siquiera con las manos. En caso de que la infección sea severa o el dolor demasiado intenso, debes consultar con un dermatólogo y seguir sus indicaciones. Algo fundamental para prevenir y tratar un grano enquistado es la higiene y limpieza diaria de la piel. Por ello, lo primero que debes hacer es conseguir una loción limpiadora antibacteriana específica para reducir la producción de sebo o grasa en la dermis. Evita los jabones con fragancias y compuestos químicos agresivos. 

Lava la zona con la loción adecuada dos veces al día, por la mañana y por la noche, con suavidad y con abundante agua tibia o fría para no resecar la piel. Después, sécate con una toalla limpia. En caso de que sufras de acné, los limpiadores con ácido salicílico o ácido glicólico son una buena opción para mejorar estas afecciones cutáneas. Por otra parte, los jabones naturales de azufre, romero o aloe vera también dan buenos resultados para las pieles con acné y tendencia a este tipo de granos. 

Aplica sobre el grano inflamado una crema o gel específico para reducir la inflamación y eliminar todas las bacterias y células muertas para desobstruir los poros. Suelen estar elaborados con ingredientes como peróxido de benzolio, ácido salicílico, azufre, ácido retinoico…

Aplica una pequeña cantidad de esta loción sobre el grano después de limpiar la piel, repitiendo dos veces al día. También hay un sencillo remedio que consiste en humedecer una gasa o paño limpio con agua caliente y colocarlo sobre el grano enquistado. Al cabo de unos minutos, se habrá reducido la inflamación y favorecido el drenaje de pus, ayudando a eliminar el grano.

Otra técnica que puede ayudarte es la exfoliación, pues elimina las células muertas de la piel y evita la aparición de nuevos granos internos. Puedes hacerlo una vez a la semana, pero cuidado, la zona afectada debe exfoliarse con mucha suavidad. Realiza masajes circulares en la piel un poco humedecida con un exfoliante especial para pieles grasas.

Existen gran cantidad de productos naturales que puedes utilizar para combatir los granos internos, elaborando eficaces mascarillas caseras como las que te hemos mostrado con propiedades beneficiosas. Por último, cuida tu alimentación e introduce en tu dieta alimentos ricos en vitaminas A, B, omega 3 y zinc, así como frutas y verduras. Bebe mucha agua, ingiere lácteos con moderación y evita el exceso de alimentos grasos.

Ten especial cuidado con los granos de la zona T (nariz y frente) o los que aparecen encima del labio superior, son zonas repletas de nervios que pueden verse afectados si manipulamos un grano enquistado.

El Español

También podría gustarte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas