Perú llega a casi 280.000 casos y más de 9.300 fallecidos por la COVID-19

0

Perú llegó este domingo a casi 280.000 casos detectados y más de 9.300 muertos por la epidemia de la COVID-19, que mantiene un lento descenso en el país andino, el sexto en el mundo y segundo en Latinoamérica con más infectados.

El Ministerio de Salud (Minsa) informó de que en las últimas horas se detectaron 3.430 nuevos casos, con lo que el total de infectados llegó a 279.419 desde que se reportó el primero en el país, el pasado 6 de marzo.

En ese escenario, los recuperados volvieron a superar a los nuevos detectados, al llegar a 3.974 desde el anterior reporte, para sumar un total de 167.998 personas que recibieron el alta médica en centro de salud o concluyeron con su cuarentena domiciliaria.

De esa manera, los casos activos en el país de la COVID-19 son actualmente 111.421.

Durante la jornada también se realizaron 19.977 nuevas pruebas, entre rápidas y moleculares, lo que elevó los test para detectar la enfermedad a 1.645.112 en todo el país.

Del total de casos detectados, 10.861 permanecen hospitalizados, 99 más que en la anterior  informe, y 1.178 de ellos en unidades de cuidados intensivos (UCI), al sumarse 9 más en las últimas horas.

Los fallecidos también llegaron a 9.317, al informarse de otros 182 decesos en todos el país.

BALANCE DEL GOBIERNO

El ministro de Salud de Perú, Víctor Zamora, ofreció una evaluación sobre el impacto de la epidemia y afirmó que su país habría afrontado “una masacre” si el Ejecutivo no ordenaba a mediados de marzo pasado la cuarentena nacional.

“Esta cuarentena nos ha permitido salvar 145.000 vidas y (evitar) más de un millón de personas hospitalizadas. No hubiésemos podido recibir ese golpe. Hubiera sido una auténtica masacre sin la cuarentena”, señaló Zamora en declaraciones publicadas por el diario La República.

El ministro agregó que esas cifras del duro impacto que hubiera tenido la enfermedad en Perú “son proyecciones conservadoras”.

COMPARACIÓN CON ESPAÑA

Zamora también dijo que la situación peruana no debe compararse con la de países que “tienen otras realidades”, ya que su sistema sanitario reportaba poco más de 100 camas de cuidados intensivos al inicio de la enfermedad.

“España, que es 1,5 veces más grande que el Perú en población, tenía 9.000 camas UCI cuando empezaron con su epidemia. ¿Nosotros? 100”, remarcó antes de decir que ya se tienen 1.400 de esas camas y en los próximos días se instalará otro lote de cientos de ventiladores mecánicos comprados en el extranjero.

El ministro aseguró que la enfermedad está “en un franco descenso” en Perú, ya que el actual promedio de contagios ha bajado a 0,7 personas por infectado, aunque admitió que pueden incrementarse los casos desde el 1 de julio, cuando finalice la cuarentena total y se retomen casi todas las actividades económicas.

SIN CAMBIAR LA PÁGINA

Al respecto, el primer ministro, Vicente Zeballos, remarcó que el levantamiento de la cuarentena en la mayoría de las regiones del país no se debe entender como si se “hubiera volteado la página”, pues la epidemia continúa y sigue vigente la emergencia sanitaria y el estado de emergencia nacional.

“Lo que debe leerse, en general, es que el país está en observación permanente, las medidas que se han dictado en estas últimas horas no debe ser entendidas como si hubiéramos volteado la página y la pandemia no está vigente en el país; está vigente, por eso hablamos de una observación permanente”, sostuvo.

Zeballos aludió, de esa manera, a la decisión del Gobierno de mantener desde el 1 de julio la cuarentena total solo en 7 de las 25 regiones del país y promover una “nueva convivencia” que lleve a la ciudadanía a mantener medidas sanitarias como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y el lavado constante de manos.

PRIMER ESTUDIO EN LATINOAMÉRICA

El Ministerio de Salud comenzó este domingo en Lima Metropolitana y el Callao el primer estudio de prevalencia que busca conocer el porcentaje de afectados o quienes son susceptibles de padecer la COVID-19 en la capital peruana.

“Iniciamos este importante estudio, que se realiza por primera vez en Latinoamérica”, afirmó la viceministra de Salud Pública, Nancy Zerpa, al supervisar el inicio de la operación, que se desarrollará con la participación de 5.000 personas.

Zerpa explicó que, hasta el próximo viernes, familias de toda la capital peruana “serán encuestadas y tamizadas para conocer si alguno de sus miembros se encuentra contagiado o no con el Covid-19”.

Los resultados del trabajo de campo permitirán conocer el comportamiento del virus en los hogares y la comunidad limeña, con el objetivo de establecer la prevalencia de infección presente o pasada y que las autoridades puedan “tomar mejores decisiones para enfrentar la pandemia”, concluyó la viceministra.

EFE

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas