#AHORA Fiscalía del Distrito Sur de NY anuncia cargos contra Ghislaine Maxwell, ex novia de Jeffrey Epstein,

0

El FBI detuvo este jueves a Ghislaine Maxwell, la colaboradora del proxeneta Jeffrey Epstein, acusado de administrar una red explotación sexual de menores para las élites políticas y empresarias y que apareció suicidado en prisión hace casi un año. Maxwell, de 58 años, está acusada de colaborar en la trama de abusos y tráfico sexual con jóvenes y niñas atribuida al millonario neoyorquino.

Entre los contactos de Jeffrey Epstein, se encontraba una larga lista, que incluía desde Bill Clinton al príncipe Andrés de Inglaterra y desde Bill Gates al hijo de George Soros, si bien la prensa norteamericana apuntó todos sus cañones al actual presidente Donald Trump.

La hija del magnate editorial israeilí-británico Robert Maxwell (también mencionado como miembro del Mossad) ha sido señalada por varias denunciantes de Epstein como una suerte de madame del millonario y sus amigos, la persona que se encargaba de reclutar, arreglar y explotar a las chicas en las mansiones de Florida y Nueva York, entre otras. La estrecha colaboradora de Epstein buscaba a chicas en dificultades financieras y les prometía ayuda para su educación y sus carreras profesionales.

Maxwell era la encargada de organizar las fiestas y las reuniones y manejar toda la logística. En un artículo publicado en Vanity Fair en 2003, Epstein se refirió a ella como “su mejor amiga”.

Jeffrey Epstein fue detenido el 6 de julio del año pasado. El proxeneta y financiero, ya se había declarado culpable en 2008 de cargos similares, pero llegó a un acuerdo con la Fiscalía.

El día del último arresto, agentes del FBI entraron en la mansión neoyorquina del magnate, vecina Central Park, y encontraron en la caja fuerte un CD con cientos de fotos de sus víctimas completamente desnudas. En las paredes de la casa, exhibía fotos de influyentes figuras políticas cercanas como Bill Clinton o el príncipe saudí Mohammed bin Salmán.

Su extraña muerte, por supuesto suicidio por ahorcamiento, provocó toda suerte de especulaciones, ya que había estado en vigilancia con cámaras en su celda, pero luego volvió a una unidad sin equipo especial de prevención.

La isla privada del caribe que usaba Epstein para su red de pedofilia:

Tras la muerte de Jeffrey Epstein y la caída en desgracia del príncipe Andrés de Inglaterra, Ghislaine Maxwell fue la persona a la que se dirigieron ahora todas las miradas. Pero nadie supo dónde estaba. Desde que el pasado julio Jeffrey Epstein fuera detenido en Nueva York no se había vuelto a tener noticias de ella.

La caída en desgracia de Andrés de Inglaterra salpicó a toda la familia real británica. Aunque su intención era cortar de raíz cualquier implicación de los Windsor con el magnate Jeffrey Epstein, los primeros días han generado titulares y sacado a la luz controversias. Su hermano mayor, el príncipe Carlos. el heredero al trono, ha sido el instigador de que el tercer hijo de Isabel II quede apartado de la vida pública. Andrés ha perdido el apoyo de 23 organizaciones, entre ellas la Real Filarmónica y el Ballet Nacional Británico. Mantiene afiliaciones militares —tras su paso por la guerra de las Malvinas tuvo un cierto papel en el Ejército— pero ya no participará en sus actos.

Las preguntas que emergen de la detención de Maxwell son muchas. ¿Revelará en prisión el entramado de abuso, extorsión y corrupción que había organizado Epstein? ¿Explicará para quiénes trabajaba? ¿Sus declaraciones serán direccionadas para incidir en la estratégica elección presidencial norteamericana de noviembre de este año? ¿Será la siguiente en aparecer “suicidada” antes de hablar?

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas