Expertos se replantean el futuro de Guayana

0

El futuro de Guayana está en su capital humano, su capacidad turística y su potencia hidrológica. A sus 59 años, la segunda ciudad planificada de toda Latinoamérica ya no es el emporio industrial que soñó el general Alfonzo Ravard. Las empresas básicas hoy producen menos del 10% de su capacidad, pero quienes han visto desarrollarse a la urbe planificada concuerdan en que Guayana es más que acero y aluminio, tiene toda la capacidad de convertirse en la capital mundial del agua y en una potencia en turismo y agricultura al servicio de sus habitantes una vez que ocurra una transición política.

Ciudad Guayana es un puerto hacia el océano Atlántico y por ende una puerta hacia Europa, África y América del sur, a través de sus ríos Orinoco y Caroní. Una de sus cualidades más importantes es que tiene una posición geoestratégica que permite sacarle provecho al comercio marítimo, así lo explicó el doctor en formación, empleo y desarrollo, José María Fernández.

Aunque, desde que fue fundada, la perla del Orinoco nació para ser un emporio industrial por la riqueza de sus suelos, expertos como Fernández insisten en que su verdadera riqueza y capacidad de recuperación reposa sobre los hombros de la cantidad de profesionales que puede formar – cuando se recuperen las universidades que hoy están azotadas por el hampa y la migración de profesores- y su ubicación geográficamente estratégica.

“Lo más importante que ha acumulado es el talento humano, la capacidad de ingenieros, profesionales, médicos… esa capacidad que logró generar esta ciudad es el principal potencial que tiene y lo que la puede convertir en el centro y motor del desarrollo suroriental de Venezuela fundamentalmente basado en el conocimiento”, expresó Fernández.

La recuperación de Guayana pasa por repensar su diseño con base en el futuro porque tiene todo el potencial para convertirse en una ciudad post industrial, rescatando los valores de quienes contribuyeron con su planificación fundamentada en un modelo de desarrollo basado en acero, aluminio, hierro e hidroelectricidad.

Correo del Caroní

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas