Cómo hacer Tomates deshidratados

0

Los tomates secos o deshidratados son una maravillosa manera de tener siempre a mano un ingrediente fundamental en cualquier cocina. Con esta receta podremos darles un toque especial a las ensaladas o a las salsas, además, sobre una simple tostada de pan con unas anchoas y un buen chorro de aceite tendremos la perfecta cena rápida. Esta conserva de tomates es muy fácil de preparar, sigue las directrices de una elaboración tradicional que se remonta en el tiempo. Volver a amar los alimentos, tratarlos y conservarlos para que formen parte de nuestra cocina, es posible gracias a estos tomates secos. Toma nota de una técnica ancestral que te permitirá crear unos tomates deshidratados de lujo.

Ingredientes:

Tomates

diente de ajo

Albahaca

Pimienta

Aceite de oliva

Cómo preparar tomates secos o deshidratados:

  1. Esta receta de tomates secos recoge lo mejor de una época en que la cocina se caracteriza por la paciencia y el amor total. Son procesos que respetan los tiempos de cada uno de los alimentos. Antiguamente se secaban al sol, pero hoy en día conseguiremos un efecto similar en el horno.
  2. Una de las variedades de tomate que mejor queda con esta técnica es la llamada pera, pero podemos utilizar cualquier tipo. Lavamos bien los tomates y los secaremos para eliminar cualquier resto de líquido que puedan tener.
  3. Para tener un producto final mucho más cuidado, partiremos los tomates por la mitad y les quitaremos el centro si es muy duro. De esta manera además de cocinarse antes estarán preparados para formar salsas increíbles.
  4. Si queremos hacerlos como las abuelas, los podemos poner al sol, disponemos de un poco de sal por encima y dejamos que se vayan secando. Al horno es mucho más rápido, los ponemos en una fuente a 65º durante unas 6 horas. Les iremos dando la vuelta de vez en cuando para que quede un secado mucho más uniforme.
  5. Cuando tenemos los tomates secos los retiramos del horno. Esperaremos que se enfríen antes de proceder a realizar la conserva. Preparamos los botes de cristal, los esterilizamos previamente.
  6. Colocamos los tomates en los botes, para darles más sabor, añadiremos un diente de ajo, albahaca y un poco de pimienta. Los dispondremos en casi la totalidad del bote, rellenaremos el espacio sobrante con aceite de oliva.
  7. La conserva deberá quedar sin nada de aire dentro para evitar que se eche a perder. Si vemos que quedan huecos, podemos poner un poco más de aceite. Estos tomates secos durarán varios meses, solo tenemos que tenerlos al menos una semana en reposo para que estén perfectamente macerados.

Ok Diario

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas