EE.UU. se prepara para incautar carga de 4 tanqueros iraníes que van rumbo a Venezuela

0

Agentes del Departamento de Justicia en coordinación con las fuerzas militares de EE.UU. se preparan para lo que será un momento decisivo en la lucha de Washington para asfixiar al gobierno de Nicolás Maduro: interceptar y confiscar cuatro buques petroleros que presuntamente transportan un estimado de 1.1 millones de barriles de productos petroleros, principalmente gasolina, con destino a refinerías de Venezuela.

Primer Informe

Los fiscales federales de EE. UU., liderados por el fiscal Zia Faruqui, tratarán de realizar la operación de confiscación que ya ha sido autorizada por un tribunal en Washington DC. Un total de cuatro tanqueros que navegan hacia Venezuela, llevan 1,1 millones de barriles de gasolina suministrados por Irán, valorado en unos $33 millones.

La orden de incautación fue emitida por el juez del distrito de Columbia, James Boasberg, que ordenó el decomiso del combustible transportado en los buques iraníes Bella, Bering, Pandi y Luna.

La demanda de decomiso civil presentada el pasado miércoles por la noche en el Distrito de Columbia es el último intento de romper los lazos comerciales cada vez más estrechos entre Venezuela e Irán, ambos fuertemente sancionados por EE.UU.

La administración Trump ha estado aumentando la presión sobre los propietarios de barcos para que cumplan con las sanciones contra los adversarios estadounidenses.

En reacción, Irán rechazó la orden de incautación.

«Cualquier intento en alta mar de evitar que Irán participe en el comercio legal con cualquier país que escoja, será un acto de piratería, pura y simple», dijo Alireza Miryousefi, vocero de la Misión de Irán ante la ONU. El vocero, sin embargo, se cuidó de referirse a las acciones de retaliación que emprendería Irán si se produce el decomiso.

En mayo, Maduro dio la bienvenida a Venezuela a cinco petroleros iraníes en lo que él anunció como una victoria contra el imperialismo estadounidense.

Venezuela no refina suficiente gasolina a pesar de tener las mayores reservas de crudo del mundo.

Sin embargo, la gasolina ya parece haberse agotado. El régimen ordenó una nueva cuarentena «radical» a partir de este mismo lunes, presuntamente para paliar la escasez de gasolina que vuelve a agudizarse.

Según expertos, la interceptación de buques petroleros en alta mar implica el uso de la fuerza militar. Irán ha advertido en el pasado que reaccionará proporcionalmente si EE.UU. detiene alguno de sus buques.

El año pasado, fuerzas militares inglesas detuvieron a un buque mientras atravesaba el estrecho de Gibraltar, bajo control británico, por petición de EE.UU., citando violaciones a sanciones europeas  ya que el buque iba dirigido a Siria.

El barco circulaba con el nombre de Grace 1, y tenía como destino el puerto de Kalamata, en Grecia. Se mantuvo detenido por seis semanas, hasta que la Corte Suprema de Gibraltar permitió que continuara, tras asegurarse de que la carga no iba a llegar a Siria.

Llamativamente, el barco que entró a Gibraltar bajo el nombre de Grace 1, aparentemente para ocultar sus vínculos con Irán, salió del puerto bajo otro nombre: Adrian Darya 1.

Originalmente el destino del barco era Kalamata, Grecia. Pero debió cambiar de destino a Mersin, Turquía, luego que Grecia se negara a aceptar el buque por temor a violar sanciones europeas.

Dos semanas después de la detención del tanquero en Gibraltar, Iran detuvo en represalia una embarcación británica, el Stena Impero, mientras atravesaba el estrecho de Hormuz, dos meses más tarde.

La Armada norteamericana tiene presencia en el estrecho de Hormuz y podría mover más embarcaciones de guerra para proteger naves de posibles ataques de Irán.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas