General brasileño se une al Comando Sur de EEUU para ampliar labores de inteligencia sobre Venezuela

0

Según expertos, en un país como Venezuela donde Estados Unidos ya no tiene presencia diplomática, las relaciones con las naciones vecinas como Brasil llenan los vacíos de inteligencia en la lucha contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Abraham Mahshie | Washington Examiner

El país más grande de América del Sur por masa de tierra y economía también es un punto de inflexión para las organizaciones criminales, el narcotráfico y el financiamiento del terrorismo.

Brasil una vez proporcionó inteligencia vital para evitar que las amenazas transnacionales lleguen a territorio estadounidense. Luego, Edward Snowden publicó un verdadero tesoro de información clasificada en 2013, revelando escuchas telefónicas (de EE.UU.) a la entonces presidenta brasileña Dilma Rousseff.

La cooperación de inteligencia y las asociaciones militares con Brasil se rompieron y Estados Unidos perdió un socio clave.

Pero una sociedad de seguridad renovada bajo un nuevo presidente brasileño es una de las principales prioridades del Comando Sur de los EE. UU., su líder, el Almirante Craig Faller, le dijo al Wahington Examiner en una entrevista exclusiva.

«Obtenemos nuestra mejor inteligencia de nuestros muy capaces socios», dijo Faller en una llamada de Zoom desde la sede del Comando Sur en Miami.

Con una lucha contra los narcóticos con toda su fuerza en todo el Caribe y el Pacífico oriental y con grandes agujeros de inteligencia en lugares como Venezuela, proteger la patria requiere socios y confianza, explicó.

«La inteligencia es fundamental para todo lo que hacemos, cualquier decisión que se tome», dijo Faller.

El ex director interino de la Agencia de Inteligencia de Defensa y veterano de 33 años de la CIA David Shedd dijo que la relación con Brasil es vital en el hemisferio.

«En Brasil, es muy importante para nosotros tener una relación de inteligencia con ellos debido a la zona de la trifrontera», dijo Shedd, ahora un académico visitante de la Fundación Heritage, al Washington Examiner.

La región fronteriza porosa de Brasil, Argentina y Paraguay (conocida como la Trifrontera) es un punto central de lavado de dinero, documentos falsos, financiamiento del terrorismo y otras actividades ilícitas.

Incluso se sabe que el arquitecto del 11 de septiembre Khalid Sheik Mohammed pasó tiempo allí.

“Ninguna de estas cosas permanece dentro de sus fronteras. Se convierten en crimen organizado transnacional ”, dijo Shedd.

«El daño hecho por Edward Snowden es enorme», agregó. «Entonces, cuando Dilma no quería los ejercicios (militares conjuntos) o las visitas (de agencias de inteligencia), y luego el intercambio de información, ese tono vino de arriba».

La reconstrucción de una relación con un país socio es todo un esfuerzo del gobierno, pero los intereses de seguridad están coordinados en gran parte por la cooperación militar a militar. El Comando Sur es un líder para los países del Caribe, así como los de América Central y del Sur.

«Este es un enfoque del Comando Sur de los Estados Unidos con cualquier país, con Brasil como uno de nuestros socios clave», dijo Faller, quien señaló que un general brasileño de dos estrellas se unirá al Comando Sur como enlace, poniendo a Brasil a la par con el socio más cercano de Estados Unidos en la región, Colombia.

«Hemos engrosado tangiblemente nuestros procesos y procedimientos de intercambio de inteligencia y, de hecho, nuestra comprensión, y nos beneficiamos enormemente de eso», dijo Faller.

Lee la nota completa en Primer Informe

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas