Paola Ramos va por el salto que la lleve a Tokio

0

La trayectoria de Paola Ramos en el deporte data de cuando tenía ocho años. Su discapacidad no ha sido impedimento para practicar varias disciplinas como el voleibol, las carreras, los relevos y el kikimbol disciplina en la que representó a Nueva Esparta en una decena de oportunidades.

Después de incursionar en la jabalina con éxito, vistiendo la camiseta de Venezuela en Argentina donde un lanzamiento de 30,05 metros le dio la medalla de oro, desde hace un año aproximadamente incursionó a instancia de su entrenador Orlys González (Margarita Throwings) en el salto largo, modalidad donde aspira representar al país en los Juegos Paralímpicos de Tokio el próximo año.

Ramos fue convocada a la preselección nacional que se concentrará en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara. Su presentación está garantizada gracias a las políticas deportivas del gobernador Alfredo Díaz, quien aprobó los recursos para el viaje de la atleta, y que serán entregados por el Instituto de Deportes del estado Nueva Esparta.

Ahora solo espera la fecha, porque el primer llamado fue paralizado debido a las nuevas restricciones de viaje por la pandemia del COVID-19 que alteró el cronograma de flexibilización.

Mientras llega ese día, Paola Ramos acentúa su programa de preparación física que comparte entre el gimnasio y la pista de la Ciudad Deportiva.

El cambio de modalidad ha sido positivo para la atleta. De su salto inicial de 4,86  que hizo en el primero chequeo al que asistió luego de paso al salto largo, registró 5,05 en un Abierto en Cali, Colombia, y a la semana de su regreso al país, en un Nacional en Barquisimeto dejó marca de 5,11 metros. Su meta es consolidar los 5,30 a los que ha llegado en algunos entrenamientos.

Paola Ramos destaca el apoyo de su entrenador,  que la anima y ante cualquier cambio si tiene algún problema en casa, busca con ella la manera de resolverlo, pero el respaldo de su familia es fundamental principalmente en el cuido y atención de su niña de cuatro años, lo que facilita la asistencia a entrenamientos, concentraciones y competencias.

“A pesar de mi discapacidad, mi familia me crió como una persona normal, me dieron rienda suelta a hacer lo que quisiera, lo que yo creía que podía lograr”.

Para Ramos su limitación física no ha sido impedimento para hacer deporte y por ello recomienda hacer lo mismo con otras personas en su misma circunstancia. “Que les guste el deporte y que lo hagan con pasión, dedicación, con ganas para que puedas inspirar a otros a hacerlo. A las familias que tienen a alguien con limitaciones que no los críen como una persona con discapacidad. Todas las lesiones no son iguales, pero pueden incluirlo en algún deporte porque eso ayuda mucho a recuperarse físicamente, y también para que sea una persona que sienta que está aportando algo y no que pobrecito. Deben sentir que pueden aportar al país, logros y medallas”.

Prensa Gobernación de Nueva Esparta

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas