Joven margariteño entre la vida y la muerte en un hospital de Ecuador

0

Fuente: El Sol de Margarita

La triste y dolorosa experiencia de Luis Alberto Bauza Reyes en medio de la pandemia y la emergencia sanitaria, la distancia entre la familia, la falta de empatía e indiferencia para recibir la atención médica necesaria, tienen preocupados a sus padres en la isla.

Luis Alberto Bauza Reyes, es un joven margariteño de 32 años, ingeniero mecánico, quien partió como muchos a otros países a causa de la situación económica de su tierra natal, buscando un futuro y alcanzar muchos sueños, así como con la idea de ayudar a su familia, pero ahora necesita la colaboración de todos.

Una triste historia que se desarrolla en la Provincia de Pichincha en Ecuador lugar en el cual desde hace aproximadamente un año y medio vive, y hoy muestra la indiferencia, y el mal corazón de algunos, quienes por la xenofobia hacia al venezolano, no le otorgan la atención requerida y necesaria para conocer su caso.

Su padre Rodney Bauza relata que desde hace dos meses Luis Alberto comienza a presentar problema de salud, sin embargo en esos momentos podía hablar, caminar, comer, y se encontraba totalmente lúcido.

Señaló que su hijo asistió en varias oportunidades a consultas médicas en instituciones de salud públicas para tratar los malestares digestivos que parecía al principio, según lo dicho por su padre, era la vesícula.

Debido a la pandemia del Covid-19 muchas de las consultas médicas fueron canceladas y Luis Alberto decidió quedarse en casa, con el pasar de las semanas su salud fue decayendo, a consecuencia quizás de la falta de alimentación, o a causa de la depresión por la reinante condición del virus que ha dejado a más de un venezolano migrante sin empleo, sin producción y en serios problemas.

Crítico estado.

Todo eso ha llevado, según lo expresó el señor Bauza, a una condición de salud que el 25 de julio dió un cambio drástico cuando sus primos deciden entrar a su habitación para saber cómo seguía y lo encontraron en estado crítico, lo que ameritó del traslado para su atención.CORTESÍA

Luis Alberto Bauza necesita atención médida urgente. / CORTESÍA

Precisó que su primo con unos amigos decidieron llevarlo al centro de salud más cercano, en este caso el Hospital General Docente de Calderón, sitio en el que le hacen estudios básicos para conocer sus niveles y la doctora de turno refirió que presentaba posible sospecha de Covid-19, pasándole a la carpa ubicada para la atención de los contagiados.

Relató que una vez en ese lugar solo fue atendido luego de pasadas varias horas. Al llegar el doctor a la medianoche, cuando le hicieron los estudios de rutina a los enfermos que se encuentran allí, el médico le dijo a su pariente: «el no tiene nada, el está bien, por qué el está aquí». Al parecer sin notar o ignorando su mal estado de salud.

Luis Alberto presentaba un cuadro de deshidratación, con varias horas en el centro de salud le dan de alta a las 3:00 de la madrugada, diciendo el galeno que le vio, que se lo llevaran a casa porque tiene un 50% que pueda vivir o un 50% que muera, y lo único que puede hacer es lograr darle comida para recuperarlo.

Describió que el sábado 26 de julio en casa, Luis Alberto cae en un proceso de salud preocupante y fue llevado a un doctor para una segunda opinión, diagnosticando líquido en los pulmones, rigidez de nuca y parte del cuerpo, además de un edema cerebral, su cerebro funciona solo un 15% en vez del 100%, igual dijo tenía una cardiopatía.

Actualmente no tiene una coordinación motora del cuerpo completo, ya no camina, no come, no habla, no se puede sentar, no coordina la mirada, según lo descrito por su padre y primo, lo que requirió de nuevamente ser trasladado al Hospital Docente de Calderón, con la esperanza de lograr que fuera atendido, sin antes presentar el rechazo del vigilante negándose a prestar el servicio pertinente, lo que motivo a sus familiares a llamar al 911 extensión 171 y realizar la queja, pasado 15 minutos les mandan a pasar al área de emergencia.

Mencionó que una vez allí los doctores, pretendían enviarle otra vez a la carpa dispuesta para los pacientes de Covid-19, pero al presentarse una fuerte discusión por parte de sus familiares, logran le atiendan inmediatamente, realizando exámenes pertinentes, para dar un diagnóstico certero de lo que tenía el joven, pues según sus comentarios podría ser una meningitis por los síntomas que presentaba.

El señor Bauza manifestó que el diagnóstico fue Hipertensión endocraneana, tiene un tumor y requiere de exámenes para saber el lugar del mismo y el tamaño, esta muy mal de salud y amerita ser operado urgente en Neurocirugía.

Cupo para Intervención.

Rodney Bauza y Ana de Bauza, padres de Luis Alberto, solicitan que su hijo sea ingresado al centro especializado Hospital Eugenio Espejo, lugar en el que se encuentran todos los equipos, para su atención y operación, por lo que piden el apoyo y ayuda para lograr encontrar un cupo para su trasladado e intervención en el mencionado hospital, a pesar de las circunstancias de emergencia sanitaria.

Los padres están alarmados y sin saber que más hacer debido a que se encuentran lejos de su hijo, comentan que hacen lo posible con la ayuda de sus familiares que se han unido para ayudar a Luis Alberto, así también como amigos en Ecuador y en la región que ha aportado para solventar esa situación fuera de su patria y su hogar, ya que por el virus los jóvenes no están trabajando.

Lamentable la situación que hoy vive esta familia neoespartana y que no merece padecer el dolor de perder o ver morir a los familiares, por no poder ser atendido a tiempo. Las personas que quieran sumarse y apoyar a esta familia pueden hace contacto a través de los números 04148477969 y 04167969860.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas