Transporte público colapsa en Nueva Esparta

0

El Sol de Margarita

El terminal de Porlamar está lleno de usuarios quienes no saben cómo regresarán a sus hogares. Combustible suministrado a unidades es insuficiente. Usuarios exponen «tigritos» de algunos conductores.

Esta semana el Terminal Oeste de Porlamar se ha mostrado con gran aglomeración de usuarios quienes luego de movilizarse hasta Porlamar no consiguen unidades que los regresen a sus lugares de origen. Esta situación se viene presentando desde que se ha vuelto a regular el suministro de gasolina a dos días a la semana, dejando a los andenes llenos de personas a las que les resulta imposible respetar las distancias en medio de esta pandemia por el COVID-19.

El presidente del Sindicato Único de Trabajadores del Transporte del Estado Nueva Esparta (Suttene), José Luis Isase explicó que esto se debe a las acciones conradictorias del Gobierno Nacional, quienes por un lado flexibilizan la cuarentena para varios sectores, pero por otro restringen el sumnistro de gasolina a los transportistas de la región insular.

Por ende la gente sale de sus casas a comprar comida, ropa, cortarse el cabello, pero cuando regresa al terminal se consigue que no hay unidades.

Explicó que los transportistas surten gasolina dos veces a la semana, a este sector se le asignaron 13.500 litros de gasolina cada día, lo cual solo cubre la demanda del 20% de este sector.

Según cifras de Suttene en Nueva Esparta existen 382 autobuses que usan gasolina y 140 de gasoil, además, hay 200 carritos por puestos y 700 taxis.

Isase indicó que un autobús solo puede surtir 80 litros, pero en una jornada desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde consumen de 150lts hasta 180lts, dependiendo del motor de la unidad. Asimismo, dijo que el suminsitro de Diesel también tiene fallas.

El presidente de Suttene señaló que esta metodología aplicada en Nueva Esparta imposibilita al sector transporte organizarse.

Hizo un llamado a la población a tomar conciencia de la situación y sacrificar las salidas, pues aunque hay flexibilización de la cuarentena esta semana las condiciones no están dadas para salir a la calle.

Isase dijo que hasta los momentos el transporte público no ha sido foco de contagios, pero con esta situación el terminal de Porlamar podría serlo.

Por su parte, Marelbys Marcano manifestó que la situación es insoportable ante la falta de combustible. Expuso que debe salir para poder trasladarse a su trabajo en Maneiro a las 6:30 am y dura en cola alrededor de 1 hora y 30 minutos al llegar al centro de Porlamar, además para conseguir bus a Costazul son otros 30 minutos.

Aseguró que la situación se complica porque algunas unidades privadas, que tienen la gasolina o gasoil subsidiado, primero hacen transporte a empresas mientras los usuarios esperan en las avenidas insulares.

Marcano dijo que las unidades de Bus Margarita son insuficientes y los pocos que laboran no llevan pasajeros de pie. La situación es peor a partir de las 2 de la tarde, ya que no hay transporte público, porque son muy pocos los autobuses que prestan el servicio.

“El colmo es que al llegar al terminal me consigo con las largas colas, en las que muchos no respetan el distanciamiento social, aquí nos estamos poniendo en riesgo todos”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Aceptar Lee mas