¿Cuántas opciones tiene Carlos Buitrago de coronarse ante el monarca Elwin Soto?

0

Previo a cada pelea el discurso de Carlos Buitrago ha sido el mismo: “ya he madurado”, “esta sí es otra historia”, “llevo la mejor preparación”, “aprendí de mis errores del pasado”… Son incontables las frases dichas por el retador por sexta vez a un título mundial. ¿Se le puede creer? Buitrago nos ha dejado sin opciones y a él se le acaba el tiempo. Para un muchacho que ha tenido todas las facilidades en preparación y condición física, no tiene excusas para volver derrotado. Dependerá de él cómo le gustará ser recordado: cómo el peleador pisoteado, tropezando en fracaso en fracaso teniendo cualidades, o cómo ese muchacho capaz de erguir la frente y romper su maldición en la sexta oportunidad.

En esta ocasión su oponente no será ni tan fácil como CP Freshmart, ni tan mortífero como Hiroto Kyoguchi. A Elwin Soto, campeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), le llaman la Pulga, no porque se parezca a Messi sino por su pequeña estatura. Mide 5’3 pies e inició en las 105 libras. El mexicano saltará ampliamente como favorito, a pesar de no tener un estilo de boxeo depurado ni ser dueño de una pegada abrumadora, sino más bien, su posición de favoritismo la tiene por las inconsistencias reflejadas por Buitrago en sus combates titulares.

Te puede interesar: Giro inesperado en las negociaciones entre Román González y el Gallo Estrada: surge un enorme problema

Soto no es ninguna incógnita. Posee una forma de pelea muy bien marcada, no tiene pureza, pero sí resistencia y empuje en ir hacia al frente. En sus últimos combates muestra tener todo el tiempo la iniciativa. A Chocorroncito le ha faltado manejar los ritmos en sus peleas. Buitrago utiliza mucho el jab, no solo como arma de apertura para luego descargar su furia, sino como plan a, b y c. Y es ahí su problema. Contra el filipino Merlito Sabillo en 2013 hizo una decente presentación, sin embargo, le faltó mostrar sus colmillos: adueñarse del ring y saltar al fuego sin miedo a quemarse.

Luego en las siguientes cuatro presentaciones, parece que Buitrago no confió mucho en sus condiciones físicas, limitándose al uno y dos, olvidándose de las descargas largas y constantes. ¿Cuántas opciones tiene de coronarse? Muy pocas si aparece como ese Chocorrón con alas rotas del pasado.

con información de : la prensa

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas