los cuatro juegos sin hit ni carrera de los últimos 50 años

0

El zurdo jinotegano del Bóer, Luis Castellón, quedó a cuatro outs de construir el quinto juego sin hit ni carrera en la historia moderna, o sea de los últimos 50 años, de las series finales de los campeonatos nacionales de beisbol.

Un roletazo del también jinotegano Juan Blandón, que cruzó entre el campo corto y la tercera base y se metió de hit al jardín izquierdo, en el fondo del octavo inning con dos outs, rompió el encanto de Castellón, quien no obstante guio al Bóer a la victoria 6-0 sobre los Dantos, en el primer juego de la Serie Final, la noche del martes en el Estadio Nacional Dennis Martínez.

El primero

Juan Oviedo (padre) fue el primero en lograr esta hazaña, el domingo 29 de agosto de 1971 en Chinandega, cuando liquidó 10-0 al Bóer, en recorrido de nueve innings. Solamente cuatro bateadores de la tribu conocieron las bases, tres por bolas y uno por error.

Eso fue en medio de una serie cuadrangular, en la que además de Chinandega y el Bóer, estaban involucrados el Flor de Caña y el San Fernando. La joya de Oviedo colaboró en la coronación de los chinandeganos.

Te puede interesar: Jonathan Loáisiga batalla con el control y sale sin decisión ante Filadelfia

Chévez gigante

De esa misma manera lo consiguieron los leoneses Leonardo Fonseca y Antonio Chévez en la serie cuadrangular final de 1973.

León, San Fernando, Chinandega y Carazo llegaron a la etapa final en busca del título, pero Fonseca y Chévez marcaron la diferencia para los felinos.

El lunes 30 de julio de 1973 en León, Fonseca amarró 2-0 al San Fernando, con el adorno de seis ponches en su labor de nueve episodios.

Una semana después, el martes 7 de agosto, de nuevo en León, el San Fernando volvió a recibir un doble cero, esta vez de parte de Chévez, quien abanicó a 10, retiró en fila a los últimos 16 bateadores que enfrentó y se impuso 5-0, prácticamente asegurando el banderín para los melenudos.

Chévez fue un monstruo en esa temporada. Después de registrar balance de 20-1 con dos juegos sin hit ni carrera, en la final tuvo 4-0 con un tercer no hitter, y lo más sorprendente de todo es que lo hizo en un período de 11 días. El 27 de julio blanqueó 8-0 a Chinandega, el 31 superó 4-1 a los chinandeganos, quienes por tercera vez fueron víctima de Chévez el 4 de agosto, de nuevo con pizarra de 4-1. Y con apenas tres días de descanso, estranguló a las Fieras.
42 años después

Fue necesario esperar 42 años para ser testigos de un juego sin hit ni carrera en finales y tuvo que ser en un esfuerzo combinado. El veloz Elvin Orozco y el escurridizo Wilfredo Amador silenciaron por completo a León, el miércoles 17 de junio de 2015 en Matagalpa, y dejó a los Indígenas a un paso del título, el cual concretaron en el sexto partido.

Te puede interesar: ¿Cuántas opciones tiene Carlos Buitrago de coronarse ante el monarca Elwin Soto?

Fue un juego a ocho entradas, por el nocaut 10-0. Orozco tiró 6.1 entradas de cuatro boletos y seis ponches. Debió salir por molestias físicas, pero Amador llegó “cuchillo” y retiró en orden a cinco bateadores. En la otra acera, Fidencio Flores caminó cinco innings sin hit ni carrera, pero Matagalpa explotó en el sexto con un racimo de seis y en el octavo dejaron tendidos y noqueados a los felinos con cuatro anotaciones más.

Desde entonces no hay más juegos de este tipo, aunque Castellón demostró que en una buena noche es capaz de sortear a cualquier artillería, incluyendo la temible de los Dantos.

con información de : la prensa

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas