Messi frota la lámpara y Barsa festeja rumbo a Lisboa

0

El Barcelona consiguió el último boleto para la final a ocho de la Champions en Lisboa a partir de la próxima semana. Con un marcador de 3-1 sobre el Napoli, el conjunto de Quique Setién superó con un marcador global 4-2 a los italianos para asegurar una eliminatoria que pintaba más difícil para el cuadro catalán. El equipo liderado por Messi consiguió así avanzar a los cuartos de final de la competencia por décima tercera vez consecutiva; ningún otro equipo ha alcanzado estar entre los mejores ocho en más de ocho temporadas seguidas.

Puede interesarte: La Juventus despide a Sarri y apuesta por Andrea Pirlo

La escuadra napolitana salió con seguridad a buscar el resultado desde el primer minuto, jugando por momentos de tu a tu al Barcelona y superándole en posesión. El entusiasmo de los italianos lo desinfló Lenglet a los 11 minutos de juego, el central francés aprovechó un tiro de esquina desde la izquierda para ganar la posesión, elevarse y rematar en sentido contrario al balón para subir el primer tanto al luminoso. El gol cambió el sentido del juego y los locales comenzaron a hacer de la suya, obligando a los dirigidos por Gattuso a replegarse atrás.

Con la confianza generada por el primer gol, los ataques blaugranas aumentaron su nivel de peligro y su máxima estrella, Messi, aprovechó una jugada individual por la derecha para entrar al área hasta entre tres jugadores; el argento luchó, cayó pero la frialdad de la defensa de los centrales del Napoli le permitieron levantarse y rematar al segundo poste para marcar un golazo al minuto 21. La tensión llegó para los visitantes que se fueron por detrás 3-0, después de que Koulibaly cometiera un inocente penal sobre el capitán culé, y Suárez lo transformara en gol.

Insigne en el tiempo añadido de la primera mitad dio ilusión a los suyos, marcando desde los 11 pasos, tras un penal cometido por Rakitic sobre Mertens. El italiano definió a la derecha de Ter Stegen y produjo para los suyos el ánimo de ir por en búsqueda de dos goles en el complemento para superar la eliminatoria. El técnico italiano modificó la estrategia y envió a los suyos desde el primer minuto del segundo tiempo a presionar arriba, creando más ocasiones y estando cerca de conseguir un ansiado segundo gol que los metería a la pelea, sin embargo este nunca llegó.

 

con información de : la prensa

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas