Cómo quitar el mal olor del fregadero de forma natural

0

En el mercado hay una serie de productos químicos muy efectivos para quitar el mal olor de las tuberías del fregadero. Sin embargo, siempre que puedas eliminar este olor de forma natural mucho mejor. Afortunadamente, hay una serie de remedios caseros que puedes poner en práctica para acabar con el mal olor debajo del fregadero. Los ingredientes que necesitarás para ello los tienes fácilmente en casa.

Agua caliente y jabón

Una de las primeras soluciones para quitar el mal olor debajo del fregadero es llenándolo de agua caliente con jabón para lavar los platos y dejar que el agua fluya por el desagüe. Una solución que resulta efectiva si el olor aún no es muy persistente.

Primero has de colocar el tapón del fregadero y llenarlo un poco de agua caliente. Luego le agregas el jabón para fregar los platos y, al poco tiempo, quitas el tapón para que el agua se vaya por el desagüe.

Bicarbonato de sodio, agua hirviendo y vinagre

Una mezcla de bicarbonato de sodio, agua caliente y vinagre es uno de los remedios más efectivos para quitar el mal olor de las tuberías del fregadero. Solo tienes que agregar una taza de bicarbonato de sodio al fregadero y verter encima dos tazas de vinagre. Se deja reposar unos minutos y se abre el grifo con agua caliente. Cuanto más caliente esté el agua, más bacterias de suciedad y mal olor eliminará.

También puedes incluir el bicarbonato de sodio y el vinagre en un recipiente y meter la mezcla un minuto en el microondas. Al sacarlo, lo viertes en el fregadero, dejas reposar durante unos 15 minutos y, por último, abres el grifo del agua caliente para que el agua fluya por las tuberías. A la mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre se le puede añadir media taza de sal gorda (primero la sal, luego el bicarbonato y después el vinagre).

Bicarbonato de sodio, jugo de limón y agua hirviendo

Al igual que el vinagre, el jugo de limón también crea una reacción que puede quitar el mal olor debajo del fregadero cuando entra en contacto con el bicarbonato de sodio. El proceso es idéntico al anterior: viertes en primer lugar el bicarbonato de sodio, dejas actuar un poco, luego el jugo de limón y finalmente el agua hirviendo para limpiar bien todo.

El jugo de limón lo puedes sustituir por unas gotas de aceite esencial de eucalipto, árbol del té o menta. Después de limpiar con el bicarbonato de sodio, las gotas de aceite eliminarán los malos olores del fregadero. Dejas reposar durante una hora aproximadamente y luego abres el grifo del agua caliente.

El café

Los restos del café que preparas cada día en una cafetera pueden ayudarte a eliminar el mal olor de las tuberías. Tan solo tienes que dejar caer el café sobrante de la cafetera o del filtro en el desagüe y, poco a poco, cada vez que abras el grifo agua el café se irá colando por la tubería y arrastrará todo aquello que se haya quedado adherido a las paredes de la tubería.

Cubitos de hielo, sal gorda y cáscaras de limón

La combinación de cubitos de hielo, sal gruesa y cáscaras de limón permite limpiar el desagüe de las partículas y los restos de comida que se adhieren al desagüe. Solo tienes que verter por la tubería un par de cubitos de hielo y un puñado de sal gorda. Por último, agregas unas cáscaras de limón y es probable que el olor desaparezca.

Cubitos de hielo con vinagre y limón

Un remedio muy similar al anterior es cortar un limón en rodajas y colocarlas en un recipiente. A este se le añade vinagre blanco destilado y unos cubitos de hielo. La mezcla se deja reposar toda la noche y, a la mañana siguiente, se vierte en el fregadero. El remedio se puede repetir cada vez que huela.

Levadura fresca de panadero

Usar levadura fresca de panadero es un remedio un poco más lento que los anteriores, pero realmente muy efectivo para quitar el mal olor de las tuberías del fregadero. Lo más recomendable es poner en práctica este remedio por la noche, ya que no deberás usar el fregadero durante unas 10-12 horas.

En primer lugar, diluyes la levadura en agua templada. A continuación, la echas en la tubería del fregadero y la dejas reposar durante toda la noche. Es muy importante que no abras el grifo hasta la mañana siguiente, dejando pasar unas 10-12 horas. Pasado este tiempo, abres el agua del grifo y listo.

Estos son algunos de los remedios caseros y naturales que puedes utilizar para eliminar el mal olor de las tuberías. La mayoría de ellos son muy efectivos y acabarán con los malos olores por un tiempo. Siempre que el fregadero vuelva a oler, solo tienes que hacer uso de alguno de ellos y tu cocina volverá a desprender un olor agradable. 

El Español

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas