Receta de mini-calzone de tomate, mozzarella y salami

0

Ya que este viernes toca partido, he pensado hacer una tapa que va perfecta con una tarde de fútbol. Unos mini-calzone de tomate, mozzarella y salami muy fáciles de preparar y que están buenísimos.

Casi siempre que hago pizza en casa preparo yo misma la masa. No cuesta mucho trabajo, es barato y más sano, ya que no lleva conservantes y sabemos exactamente lo que comemos. Y además está buenísima. La receta que utilizo siempre es la que os mostré en estas mini-pizzas variadas.

Ahora como estoy de mudanza y casi no tengo cocina, he preparado los calzone con una masa de pizza comprada, de las que vienen refrigeradas y enrolladas. Por favor, si vais a hacer pizza en casa, mucho mejor estas masas que las congeladas o similares.

La idea del relleno la cogí de una especie de pizza enrollada y cortada que vi en el supermercado. Y desde luego no tiene punto de comparación el hacerlo en casa respecto a comprarlo ya hecho. El resultado es una mezcla entre pizza y bollo preñao riquísima y muy jugosa.

Que os guste la receta ¡y que disfrutéis del partido! Y si no te gusta el fútbol… ¿Quien necesita una escusa para comer pizza?

Ingredientes:

1 masa para pizza, a poder ser rectangular, 1/2 bola de queso mozzarella de búfala, 1/2 tomate, 6 cucharadas de salsa de tomate, salami, aceite de oilva virgen extra.

Cómo preparar los mini-calzone de tomate, mozzarella y salami:

Precalentamos el horno a 215º.

Extendemos la masa de pizza y la cortamos en trozos. De la mía han salido 6 trozos de unos 15x10cm, que luego han estirado un poco al despegarlos del papel. Cortamos el tomate en gajos finos y luego trozos, y hacemos lo mismo con la mozzarella.

Pasamos un trozo de masa a la bandeja del horno forrada con papel de hornear y extendemos en la mitad una cucharada de salsa de tomate. Sobre éste ponemos un poco de tomate, un poco de queso y salami en tiras. Cerramos plegando primero los laterales y luego cerrando los extremos como si fuera una napolitana.

Repetimos con todas las porciones y pincelamos con un poco de aceite de oliva.

Horneamos unos 20 minutos a 215º. Como la masa es doble, necesitará más tiempo que una pizza normal para hacerse y que quede bien cocinado el interior.

Agencias

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas