Descubre cómo alargar la vida de tu pan manteniéndolo fresco y suave

0

Conservar el pan tiene sus trucos para que no sólo esté guardado sino que se mantenga fresco y en condiciones ideales para comerlo.

Algunos trucos que te enseñamos a continuación, salvarán la vida del pan que ha quedado y te permitirá comerlo tan fresco como recién comprado.

Pan siempre fresco: Descubre cómo alargar la vida de tu pan manteniéndolo fresco y suave
Pan siempre fresco sin importar que tenga par de días en casa.

La temperatura ideal para que el pan se mantenga por más tiempo es temperatura ambiente, nada de refrigerador (eso se lo dejamos al pan de molde). Utiliza una bolsa de papel, de tela o una caja de madera. La finalidad es que el pan respire y estos elementos son ideales para ello. Si escoges una bolsa de tela, debes evitar que al lavarla quede impregnada de olor a detergente.

Evita cortarlo en trozos pues lo único que lograrás es que pierna más rápido la humedad. Los panes con corteza gruesa son ideales para que duren más tiempo sin dañarse.

Pero por lo que sí puedes apostar es por congelar el pan, eso sí, debes guardarlo (la pieza completa o rebanada) en una bolsa plástica con cierre hermético. Para descongelar el pan sólo debes dejar que se descongele de forma natural. Una regla de oro: no debes congelar dos veces el pan.

Si no pudiste comprar pan fresco y no preservaste el pan del día anterior con alguno de los trucos que te mostramos, la pieza vieja aún tienen salvación.

Humedece la concha del pan levemente y hornea de 5 a 10 minutos a 70° C, los resultados serán traer a la vida el pan como recién sacado del horno de la panadería.

MUI

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas