Mexicano declara que granja no ayudó a jornalero que murió de COVID en Canadá #eeuu

0
 Juan López Chaparro
Centenares de temporeros extranjeros, muchos de ellos mexicanos, han contraído la COVID-19 en Canadá desde que la pandemia se extendió por el país en la primavera.

Un jornalero mexicano describió este martes ante un tribunal canadiense cómo Juan López Chaparro, un trabajador agrícola que falleció tras contraer COVID-19 en Canadá, fue abandonado por los responsables de la explotación agraria en la que estaba contratado cuando enfermó.

Amador Alcántara Segundo, de 53 años, testificó hoy por teleconferencia desde México ante un tribunal laboral de Ontario que López Chaparro, que era su tío y con quien trabajaba en la granja Scotlynn, pasó una semana enfermo con COVID-19 sin que los responsables le prestaran asistencia médica.

«A finales de mayo de 2020, se enfermó y no le hicieron caso. El capataz sabía muy bien de su caso y no le hicieron caso. Lo dejaron tirado una semana», declaró Alcántara.

Alcántara es uno de los testigos en el caso presentado por Luis Gabriel Flores, otro trabajador de Scotlynn que acusa a los responsables de la granja de despedirlo de forma injustificada por, presuntamente, denunciar las pésimas condiciones laborales y de vivienda en la que se encuentran los extranjeros que trabajan en explotaciones agrarias de Canadá.

Los jornaleros, esenciales pero desprotegidos ante el coronavirus en EE.UU.

Alcántara declaró ante el responsable del tribunal laboral que López Chaparro, de 55 años, casado y con cuatro hijos, solo fue trasladado a un hospital, donde murió posteriormente, porque una ambulancia acudió a un barracón cercano para atender a otros trabajadores.

Centenares de temporeros extranjeros, muchos de ellos mexicanos, han contraído la COVID-19 en Canadá desde que la pandemia se extendió por el país en la primavera.

Además de López Chaparro, otros dos trabajadores mexicanos han muerto en Canadá tras contraer la enfermedad: Bonifacio Eugenio Romero, de 32 años, y Rogelio Muñoz Santos, de 24.

Solo en Scotlynn, 199 de los 221 temporeros extranjeros que trabajaban en la granja en la primavera contrajeron la enfermedad, entre ellos Flores.

DENUNCIAS DE  DE EXPLOTACIÓN LABORAL

Los trabajadores y organizaciones de defensa de los derechos de los jornaleros han denunciado que el sistema que permite que cada año miles de extranjeros sean contratados por las empresas agrarias de Canadá también da vía a la explotación de estos trabajadores y provocó, en último caso, el elevado número de infecciones de COVID-19.

Luis Gabriel Flores, que se encuentra oculto en Canadá desde que fue despedido porque las normas del programa de trabajo con el que llegó al país le impiden estar legalmente si no mantiene su empleo, también declaró a través de teleconferencia durante la vista y reiteró que fue despedido de Scotlynn después de denunciar las condiciones de vida en las que se encontraban.

Flores ha denunciado a Scotlynn ante los tribunales laborales por despido improcedente y para ser compensado por la pérdida del salario así como por los daños emocionales causados.

Tras la vista de hoy, Flores declaró que se encuentra «muy cansado» tras pasar meses oculto y que quiere volver «a ser la persona que era». Pero el temporero también dijo que es «optimista» de que el tribunal laboral le dé la razón en su caso contra Scotlynn.

Por su parte, Karen Cocq, coordinadora de Migrant Workers Alliance for Change, una organización que presta apoyo a los temporeros extranjeros, dijo que el caso de Flores es «emblemático de los graves fallos estructurales» del programa de trabajadores temporales extranjeros de Canadá.

Cocq también señaló que MWAC ha estado en constante contacto con la familia de López Chaparro en México y que todavía se sienten «abrumados» por su muerte.

«Creemos que en algún momento en el futuro, si la familia lo desea, hay muchas cosas que decir sobre lo que pasó con López Chaparro y los otros trabajadores que murieron por COVID-19 debido a las condiciones de vivienda y trabajo en las granjas», explicó Cocq.

«Las autoridades provinciales y federales saben que se necesitan cambios para resolver los problemas que provocaron estas muertes y los brotes infecciosos masivos de COVID-19 en las granjas. Vamos a seguir presionando para asegurar que al menos los trabajadores reciben medios para protegerse y hacer uso de sus derechos», sostuvo. EFE

impacto latino

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas

Advertisements
Enable referrer and click cookie to search for pro webber