Mezcla avena y bicarbonato y tendrás una piel totalmente nueva y radiante

0

Exfoliar la piel del rostro y el cuello cada 7 o 15 días, es un paso importante para la buena salud de la piel, que permite la renovación de las células y la limpieza profunda de los poros.

Tanto la avena como el bicarbonato de sodio tienen enormes beneficios para la piel. El bicarbonato de sodio ayuda a exfoliar y limpiar la piel profundamente, además de que por sus propiedades antibacterianas, evita que se infecten los poros.

Mezcla avena y bicarbonato y tendrás una piel totalmente nueva y radiante

La avena por su parte, nutre la piel y la hidrata, aportando suavidad al proceso de exfoliación, ya que evita también la pérdida de líquidos y que la piel se deshidrate má de la cuenta.  Además, si combinas este tratamiento con una dieta que incluya avena, podrás aprovechar aún más las propiedades de este cereal para tu piel. 

Exfoliantes de avena y bicarbonato

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de harina de avena
  • Una cucharada de bicarbonato de sodio
  • Un poco de agua

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes en un envase hondo hasta hacer una pasta gruesa.  Exti{endela sobre el rostro limpio con suaves masajes circulares y deja actuar por unos 2 minutos. Luego enjuaga con abundante agua tibia y seca suavemente con una toalla limpia.   Puedes repetir este tratamiento una vez por semana o cada 15 días.

mui

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas