18 niños en Carúpano-Paria padecen microcefalia por secuelas del Zika

0

Carúpano.- Thailis Salazar es madre de Roger, un niño de seis años diagnosticado con microcefalia cuando tenía seis meses de nacido. Esa es la consecuencia de ella haber padecido el virus del Zika cuando le faltaba un mes para dar a luz.

Esta historia forma parte de las 18 que maneja la organización Ángeles con Microcefalia en Carúpano-Paria, en el estado Sucre, por las secuelas dejadas por el virus.

En la fundación tienen registrados a 30 niños con el trastorno neurológico y, aunque buscaban concentrar a todos los nacidos entre 2015 y 2016, se integraron madres con niños más grandes.

«Tenemos niños que no son enfermos a consecuencia del virus, sino por la situación que vive el país. Ahorita es muy difícil encontrar los medicamentos. Me motivé a organizarlos porque tengo una niña de cuatro años con microcefalia a raíz de ese virus», expresó la coordinadora de la fundación, Yuliannis González.

LEE TAMBIÉN

Médicos Sin Fronteras mejora atención de retornados en centros de aislamiento fronterizos

La situación de las madres es difícil a la hora de buscar los medicamentos por los altos costos y la escasez en la zona. «Mi hijo de seis años fue diagnosticado con microcefalia al nacer; también pasé por Zika y los medicamentos están muy costosos. Cada 15 días debo comprarle ácido valproico, que cuesta 10 dólares, y no es fácil de conseguir», narró Geraldine Rótulo, madre de un niño del municipio Benítez.

Los predilectos

El Pitazo contactó a estas madres durante el segundo encuentro de los Ángeles con Microcefalia, «Los Predilectos del Señor», realizado por Cáritas Carúpano en la Casa de la Caridad Santa Ana, el miércoles 14 de octubre, a propósito de celebrarse el 30 de septiembre el Día de la Microcefalia.

Durante el encuentro, los niños recibieron la bendición del director de la institución, padre Jesús Villarroel, quien también les entregó kits de medicamentos. «Nosotros siempre los apoyamos con consultas médicas, terapias y medicinas. Este año quisimos ayudarlos a organizar su segundo encuentro», refirió.

El presbítero manifestó que hay medicamentos, como los anticonvulsivos, que actualmente no se encuentran y son costosos, por lo que buscan resolver para ayudar a las madres. «Estos niños traen amor, aquí no hay condición».

En la jornada, las empresas privadas también realizaron donativos de cestas con pañales y productos de higiene personal.

Yesenia GarciaOriente

Yesenia GarciaOriente

el pitazo

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas