¿La vitamina C ayuda a combatir las alergias?

0

Es muy común que con el cambio de estaciones lleguen las molestas alergias, así que te mostraremos cómo puedes combatirlas consumiendo vitamina C.

La vitamina C ayuda a combatir las alergias gracias a que es un poderoso antihistamínico y antialérgico natural. Esto hace que mejoren los síntomas y que, con el tiempo, disminuyan las ocurrencias de episodios futuros.

Atender las alergias es muy importante, ya que pueden asociarse a afecciones más graves como la sinusitis o el asma. No son su origen, pero sí complican el desarrollo de estos trastornos.

Es de resaltar que las más comunes son las alergias estacionales, las que se producen por factores externos como acumulación de polvo, pelos de las mascotas, humedad o altas concentraciones de polen. En su mayoría, son producidas por los cambios de temporadas, lo que trae aparejadas modificaciones del medio ambiente.

¿Qué es la vitamina C?

Las vitaminas son de gran importancia para el adecuado funcionamiento del cuerpo. En particular, la vitamina C o ácido ascórbico es clave para la salud de la piel, los huesos y el tejido conectivo.

También tiene propiedades antioxidantes que promueven la regeneración de los tejidos y una cicatrización adecuada. Además, es fundamental en la producción de colágeno, así como mejora la absorción de minerales como el hierro.

Estas funciones en el metabolismo suceden cuando los niveles del nutriente son los adecuados. El estímulo en la reparación de lesiones se explica por su efecto en los fibroblastos. Estas son las células que fabrican colágeno, la proteína mayoritoria del cuerpo y la que sostiene la turgencia de la piel. Junto a la capacidad antioxidante se ha asociado el ácido ascórbico a un efecto de enlentecimiento del envejecimiento.

Así que su consumo no solo permitirá combatir las alergias, sino que mantendrá sano y fuerte todo el organismo. El efecto nutricional general de la sustancia tiene implicancias en el sistema inmune que repercuten en la acción de los glóbulos blancos, implicados en los mecanismos de reactividad frente a los alérgenos.

La vitamina C ha sido estudiada con el fin de determinar su incidencia en las alergias, demostrando que refuerza el sistema inmune de las personas durante episodios alérgicos de rinitis. Es decir, es un adyuvante en los tratamientos que se aplican para este trastorno.

Mujer con estornudos por alergia.

Así pues, se ha identificado que el ácido ascórbico produce una alta cantidad de citocinas, una proteína que ayuda a las células a controlar las reacciones inflamatorias. Al mismo tiempo, estimula las células T para combatir infecciones que pudiesen estar vinculadas a la alergia.

Ahora bien, hablando de la forma en la que podemos evidenciar cómo esta vitamina combate las alergias, encontramos que tiene efectos como la disminución de la secreción nasal, del enrojecimiento de los ojos y de los estornudos. Siendo estos los síntomas más comunes y molestos, ya sean procesos alérgicos estacionales o de base.

Dosis adecuadas de vitamina C

La vitamina C ayuda a combatir las alergias siempre y cuando se consuma con regularidad y en las dosis que el organismo requiere. Pero no te preocupes, puedes estarla consumiendo bien sin saberlo.

El ácido ascórbico está presente en muchos de los alimentos que ingerimos con regularidad. En particular, en verduras como el perejil y el brócoli y en frutas como la grosella, la fresa, las naranjas, los limones, la guayaba y el kiwi.

Ten presente que cocinar o almacenar por mucho tiempo un alimento puede llevarlo a perder su concentración de vitamina C. Por ello, es ideal consumir las frutas crudas. En el caso de las verduras, ayudará cocerlas al vapor.

La dosis recomendada de esta vitamina depende de la etapa de la vida en que se encuentre la persona. Así, un hombre adulto debe consumir al día un total de 90 miligramos de vitamina C, mientras que una mujer adulta debe hacerlo con 75 miligramos diarios.

Por su parte, las mujeres embarazadas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), deben ingerir un máximo de 60 miligramos por día, aunque esta dosis puede aumentar en estado de lactancia.

Alimentos con vitamina C.

Suplementos con vitamina C

En la actualidad es común encontrar diferentes suplementos dietarios que contengan vitamina C. Se pueden consumir si así lo ha autorizado un médico de cabecera.

El uso de estos suplementos se recomienda, en especial, en aquellas personas que tienen dificultades para obtener de forma natural la vitamina. Sin embargo, se recomienda no exceder su consumo para evitar efectos adversos como los gastrointestinales, es decir, ardor en la boca del estómago, diarrea, náuseas y vómitos.

La vitamina C ayuda a combatir las alergias

En realidad, la vitamina C ayuda a combatir las alergias, así que asegúrate de seguir una dieta balanceada que incluya las frutas y verduras mencionadas. El éxito de este abordaje natural radica en su continuidad, aún cuando no estés sufriendo un episodio alérgico.

De esta forma, disminuirás los efectos alérgicos en el invierno y en la primavera. También se reducirán los síntomas que tengan un impacto en tu calidad de vida. Si eres asmático, con mayor razón debes hacer hincapié en ello.

Mejor con Salud 

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas