Podemos admite que no existió acoso y tendrá que indemnizar a Calvente por despido improcedente #españa

0

El ex coordinador jurídico de Podemos, José Manuel Calvente, que fue despedido tras investigar la financiación ilegal del partido de Pablo Iglesias gana a la formación morada en los Juzgados. Podemos ha reconocido que el despido fue improcedente y que no existió un supuesto acoso laboral  y sexual a la abogada Marta Flor Núñez, por ello el Juzgado de lo Social número 10 de Barcelona ha condenado al partido a indemnizar al letrado.

Del mismo modo, José Manuel Calvente también solicita una indemnización por vulneración del derecho al honor que reclamará por la vía penal o civil contra aquellos miembros de partido que le acusaron públicamente de acosos laboral y sexual.

Además advierte de que colaborará con la Justicia para investigar la financiación ilegal de Podemos en la causa que instruye el juez Juan José Escalonilla que ha imputado a Juan Manuel del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos, responsable de las campañas del partido y mano derecha de Pablo Iglesias; a la gerente de la formación, Rocío Val; al tesorero, Daniel de Frutos y a la responsable de Compras y Finanzas, Andrea Deodato.

Comunicado de José Manuel Calvente  

El abogado de Calvente asegura que «Podemos ha reconocido la improcedencia de mi despido y ha aceptado abonarme la indemnización correspondiente. Hoy 22 de octubre de 2020 estaba señalado el juicio por mi despido en el Juzgado de lo Social núm. 10 de Barcelona. En el acto de conciliación previo al juicio hemos alcanzado un acuerdo para zanjar el contencioso laboral.

En enero de 2020 demandé a Podemos solicitando la nulidad de mi despido por vulneración de derechos fundamentales y, subsidiariamente, la improcedencia del mismo por no existir las causas justificativas alegadas en la carta de despido. También solicité una indemnización por vulneración del derecho al honor, por las manifestaciones de algunos dirigentes del partido acusándome falsamente de acoso sexual, como las de Pablo Iglesias el día 6 de diciembre de 2019.

Finalmente hemos llegado a un acuerdo en los siguientes términos:

– La juez ha separado de la demanda laboral mi petición de indemnización por vulneración de mi derecho al honor, para que reclame por la vía penal o civil contra los responsables.

– Yo he desistido de mi petición de nulidad del despido, porque no tengo interés alguno en volver a trabajar en este partido, y he mantenido únicamente mi reclamación por despido improcedente;

– Podemos ha reconocido la improcedencia del despido y se ha comprometido a abonarme la indemnización legalmente establecida;
he aceptado dicha indemnización por la improcedencia del despido y me he reservado el ejercicio de las acciones legales para reclamar la indemnización que me corresponde por la vulneración de mi honor, por las falsas acusaciones que algunos dirigentes de Podemos han vertido sobre mí tras mi despido.

– Con este acuerdo queda liquidada y finiquitada mi relación laboral con el partido, con la satisfacción de que finalmente Podemos ha reconocido que mi despido fue improcedente y que no existían las causas que alegaron para cesarme, es decir, que el acoso sexual contra mi ex compañera de trabajo jamás existió.

A partir de ahora formularé las reclamaciones civiles y/o penales necesarias para defender mi honor, contra todas aquellas personas, dirigentes de Podemos, que me han acusado falsamente de haber cometido actos de acoso. Además, continuaré colaborando con la Justicia para que se investiguen las presuntas irregularidades cometidas en Podemos, como las que están siendo investigadas por el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid y las que puedan ser objeto de futuras investigaciones en otras instancias».

Denuncia falsa

La abogada de Podemos, Marta Flor Nuñez, acusó a José Manuel Calvente de un supuesto acoso para poder justificar el despido de este letrado. Pero la realidad era muy distinta, este letrado detectó y denunció hechos irregulares cometidos en el partido.

Lejos de subsanar estas irregularidades, los líderes podemitas decidieron apartarle y verter sobre él graves acusaciones que finalmente fueron archivadas por la juez  Rosa Freire, titular del Juzgado Central de Instrucción número 32, al no apreciar indicios de delito en la actuación del ex coordinador del equipo legal de la formación.

Después de que la magistrada diese carpetazo al supuesto acoso en línea con la Fiscalía que desmontó la falsa acusación de Podemos contra este abogado y tras ganar la demanda por despido improcedente, ahora Calvente ejercerá las acciones legales oportunas por vulneración del derecho al honor.

 

ok diario

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas

Advertisements
Enable referrer and click cookie to search for pro webber